Denuncian el cierre de la caseta de vigilancia contra incendios de Quesada

0
600
Incendio en Quesada ocurrido en 2015. Imagen de archivo.
Publicidad

JAÉN-. El alcalde de Quesada, el socialista Manuel Vallejo, denuncia que los recortes de la Junta de derechas han llegado ya al dispositivo de prevención y vigilancia contra incendios en este municipio. “Los recortes de PP y Ciudadanos también llegan desgraciadamente a asuntos tan sensibles como éste”, avisa.

Vallejo alerta de que la garita de vigilancia del Puerto de Tíscar permanece actualmente cerrada porque el Gobierno andaluz no cubre la baja del vigilante y exige por ello a la Delegación de Medio Ambiente que aclare “si va a acabar definitivamente cerrada”. En este sentido, alerta de que este puesto de vigilancia atiende nada menos que 10.000 hectáreas en el eje Cazorla-Quesada-Huesa, por lo que su funcionamiento “es básico” para prevenir y atajar fuegos.

El alcalde explica que la delegada de Medio Ambiente estuvo en Quesada visitando la garita y quedó en que le daría una respuesta “que a día de hoy no ha llegado y que por tanto todavía seguimos esperando”. 

Vallejo advierte que “es inaceptable que esta garita no esté funcionando cuando además nos encontramos inmersos en el periodo de mayor riesgo de incendios”. “Y desde luego sería intolerable que la Junta acabara cerrando este puesto de vigilancia, que es fundamental para prevenir y atajar fuegos en una zona especialmente sensible como ésta”, sentencia.

Vallejo admite la “indignación” del Ayuntamiento de Quesada ante esta dejación del Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos, que “están demostrando una lamentable falta de sensibilidad con un espacio natural que en los últimos años ha padecido graves incendios que han acabado con más de 12.000 hectáreas”. “Estamos hablando de una zona que tiene especial protección, que cuenta con cuevas y abrigos con arte rupestre Patrimonio de la Humanidad, que es Reserva de la Biosfera, coto nacional y tiene parajes de valor incalculable como la Cueva del Agua”, resume.

El alcalde de Quesada exige a la Junta que “dé la cara, ofrezca las explicaciones oportunas sobre la inactividad de la garita y, sobre todo, que proceda de inmediato a sustituir al trabajador de baja y a garantizar la actividad de este puesto de vigilancia, que lleva cerca de 3 décadas prestando un servicio fundamental en la lucha contra el fuego”.