La Junta inicia una experiencia piloto para analizar las necesidades formativas de Jaén

0
125
Publicidad

JAÉN.- La Junta de Andalucía ha puesto en marcha hoy en Jaén una experiencia piloto para detectar las necesidades formativas de la provincia de Jaén con la colaboración de los agentes implicados y para que sean incluidas en las próximas convocatorias de cursos de Formación Profesional para el Empleo (FPE). La delegada del Gobierno, Maribel Lozano, y el delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Francisco Joaquín Martínez, han inaugurado hoy este primer Encuentro “Potenciando el binomio formación-empleo”, junto con la directora de formación de la Confederación de Empresarios de Jaén, Pilar Quesada; el secretario general de UGT en Jaén, Manuel Salazar, y el secretario general de CC OO en Jaén, Francisco Cantero.

La delegada del Gobierno ha destacado “el carácter innovador y participativo” de esta actividad que cuenta con la colaboración de los agentes implicados, “los que mejor conocen la realidad de cada municipio, una aportación vital para formar en las especialidades que necesita el mercado laboral de la provincia de Jaén”. Según Lozano, esta iniciativa supondrá “un cambio cultural” en la elaboración de las próximas convocatorias de cursos, “para reactivar una formación con todas las garantías de eficacia y calidad”. Según la delegada, “este empuje conjunto es necesario para afrontar los desafíos de un mercado laboral cada vez más complejo y competitivo”.

Por su parte, el delegado de Empleo ha explicado que a partir de hoy y hasta septiembre se recabarán datos que se analizarán y, en noviembre, todo este trabajo cristalizará en un documento definitivo que detallará cuáles son las necesidades formativas reales concretas de Jaén. “Un trabajo en equipo cuyo objetivo es conseguir la formación que necesitan y merecen los jiennenses, que incida en sectores estratégicos y de futuro, que se sume a las TIC, que respalde la capacidad innovadora y competitiva de las empresas de Jaén”, ha insistido Francisco Joaquín Martínez, que ha señalado que este procedimiento se está haciendo en cada provincia andaluza.

Hoy se da el primer paso con la constitución de siete mesas sectoriales, una por cada rema de actividad que se ha identificado como entre las más pujantes en creación de empleo en la provincia de Jaén. En cada mesa están presentes sindicatos, patronal, asociaciones y colegios profesionales, centros tecnológicos, empresas del sector de la formación y de otras ramas que tienen un efecto tractor en su actividad. Concretamente, se han constituido mesas técnicas para el sector de turismo y hostelería; tecnología y comunicación; transporte, logística y comercio; agroalimentación; servicios a la comunidad-economía social; construcción, e industria.

En cada mesa, además de los agentes de cada sector, hay personal técnico y dinamizador del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para facilitar la recopilación de la información necesaria para adecuar la oferta formativa a las necesidades de cualificación. Los integrantes de estas mesas contarán además con información elaborada por el observatorio Argos, como las tasas de contratación en las distintas ocupaciones o las tendencias del mercado de trabajo, y fichas resumen de los certificados de profesionalidad con incidencia en cada sector.

Esta labor de las mesas sectoriales se complementará con un trabajo de campo que realizará el equipo de Agentes de Empresas del SAE, que visitará hasta septiembre centros de trabajo para recabar información sobre las necesidades de especialización. Este trabajo culminará en octubre con el análisis sectorizado de los datos recogidos para, a principios de noviembre, culminar todo el proceso con un documento consensuado en las mesas sobre las necesidades formativas, cuyas conclusiones se presentarán ese mismo mes.

La Consejería de Empleo, Formación y trabajo Autónomo está ultimando la puesta en marcha de una nueva convocatoria de acciones formativas: una dirigida a personas desempleadas, que incluirá en su totalidad el compromiso de contratación, que estará dotada con 20 millones de euros para Andalucía, y otra para trabajadores ocupados, con otros 20 millones de euros para la región.