ASAJA-Jaén destaca alrededor de 134.000 toneladas de aceite salidas al mercado

0
111
Publicidad

JAÉN.-ASAJA-Jaén destaca el ritmo de comercialización de aceite de oliva en el último mes. Según los datos de la AICA, en junio salieron al mercado 134.000 toneladas de aceite, una cifra que es la segunda más alta para un mes de junio de las últimas seis campañas. Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de la organización, considera que, aunque probablemente quedará un enlace de aceite alto, será necesario para abastecer el mercado el próximo año teniendo en cuenta los daños que la sequía comienza a hacer ya en el olivar, principalmente en el secano. Aun así, aclara, todavía se debe mantener la cautela a la hora de dar previsiones de cosecha.

ASAJA-Jaén destaca el buen ritmo de salidas de aceite al mercado en el noveno mes de campaña. Según los datos provisionales de la AICA (Agencia de Información y Control Alimentario) a los que ha tenido acceso la organización, en el mes de junio se comercializaron unas 134.000 toneladas de aceite. Es la segunda cifra más alta para un mes de junio de las últimas seis campañas. Con estos datos, las salidas mensuales medias se sitúan en 128.200 toneladas.

La producción final de aceite, producción récord, se cifra en 1.786.890 toneladas, de las que 664.863 correspondieron a la provincia de Jaén (la cifra no ha sufrido variaciones con respecto al mes anterior). En cuanto a las existencias totales de aceite en España a junio, son de 1.118.700 toneladas. De éstas, las almazaras cuentan con 829.600; las envasadoras 242.000 y el Patrimonio Comunal Olivarero 47.000.

Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de ASAJA-Jaén, confía en que en los tres meses de campaña restante siga saliendo aceite al mercado al mismo ritmo y considera que, pese a que pueda quedar un enlace alto, posiblemente este aceite será más que necesario para abastecer al mercado en la próxima cosecha. No en vano, y aunque aún es temprano para hacer valoraciones, el gerente y portavoz destaca los efectos negativos que la sequía está haciendo en el árbol (principalmente en el secano) que, pese a una excelente floración, no puede seguir avanzando en la formación del fruto del mismo modo que en un año de buenas precipitaciones.