Los últimos datos confirman las importantes pérdidas de aceituna de cara a la próxima campaña

0
816
Olivares
Publicidad

JAÉN.- Los últimos datos recopilados por COAG Jaén en las distintas zonas productoras de la provincia confirma lo que ya avanzamos en el mes de junio que las altas temperaturas y la falta de precipitaciones han provocando importantes pérdidas de fruto, que llegan al 50%, incluso más en las zonas de secano.

La situación comienza a ser preocupante, porque lo que se preveía como una cosecha media puede transformarse en media-baja. La ausencia de precipitaciones unida a las altas temperaturas ha provocado que el olivo tire más fruto de lo esperado, dándose problemas de cuajado irregular y zonas con flores totalmente abortadas donde no merecerá la pena recoger la cosecha.

Los secanos (alrededor del 50% del olivar de la provincia de Jaén) presentan desde cosecha nula hasta 10/15 kilos, (en la cosecha finalizada tuvieron una media de 50 kilos). Esto que se comenzó a ver en la zona de la campiña se confirma ahora en las zonas más tardías de las sierras, donde de la cosecha será un 30% de la recogida el año anterior. Hay zonas la con flor totalmente abortada, en los que no merecerá la pena recoger la cosecha.
En los secanos frescos (tierras de mejor calidad) especialmente en la zona de Porcuna y Martos, se está ha producido y continúa produciéndose un aborto importantísimo de frutos.
En la zona de regadíos, después de un cuaje bueno también se están abortando frutos. Y dependiendo de la dotación de agua, de cuando se haya comenzado a regar y la aceituna que se consiga retener y de cuando se terminó de recolectar en la campaña anterior habrá más o menos pérdidas.

El problema añadido es que no hay buenas previsiones de lluvia para el verano y si las lluvias otoñales se retrasan se puede agravar mucho más las pérdidas en la próxima cosecha de aceite.