ASAJA-Jaén pide a todos los ayuntamientos que condonen el IBI rústico

0
184
Campo de olivos en la provincia de Jaén
Campo de olivos en la provincia de Jaén
Publicidad

JAÉN.- ASAJA-Jaén insta formalmente a los alcaldes de los diferentes municipios de la provincia a que condonen el impuesto del IBI rústico a los productores de aceite. Se trata de una medida efectiva para compensar la pérdida de renta por los bajos precios. ASAJA- Jaén está enviando una petición formal a todos los ayuntamientos y espera que se comprometan con la solicitud, una vez que muchos de ellos ya han hecho pública su preocupación por la situación. La organización agraria recuerda que la condonación del IBI ya se ha realizado en otras ocasiones, como en casos de sequía. Con respecto al Ministerio, ASAJA-Jaén espera a que se constituya Gobierno para exigir una reducción máxima de los módulos fiscales para el olivar.

ASAJA-Jaén empieza una campaña pueblo a pueblo y en todos los ayuntamientos de la provincia para pedirles que se impliquen con la crisis del sector del olivar y condonen el IBI rústico a los productores de aceite. Es una medida fundamental para paliar las consecuencias que la caída de los precios que ha tenido lugar durante el último año ha tenido en sus rentas y que ya se ha solicitado en ocasiones anteriores como en periodos de sequía.

La organización agraria ha comenzado a enviar una solicitud formal a los alcaldes de los diferentes pueblos de Jaén en la que les pide que se acuerde en pleno condonar el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles de naturaleza rústica (IBI) del año 2019 y de años sucesivos a los agricultores titulares de estos bienes mientras los precios del aceite se mantengan por debajo del umbral de rentabilidad. Al documento enviado se le sumará una campaña de reuniones informativas por los pueblos para analizar la situación y pedir el apoyo de los ayuntamientos. “El aceite es la principal fuente de riqueza de la provincia de Jaén. El desplome de los precios que se ha producido en el último año ha puesto en riesgo la viabilidad de multitud de explotaciones olivareras y la capacidad económica de los agricultores”, explica el escrito. Por tanto, continúa: “Es responsabilidad de todos, incluidas las administraciones locales, el intentar paliar esta situación, tomando decisiones dentro de las competencias que tienen atribuidas para apoyar al sector olivarero”.

Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de ASAJA-Jaén, recuerda que el coste medio total de producción de un kilo de aceite va desde los 3,45 euros por kilo en el sistema tradicional de alta pendiente de secano hasta los 2,70 euros de media en la provincia (según los informes del Consejo Oleícola Internacional, el Consejo Económico y Social Provincial y la Asociación Española de Municipios del Olivo). Confía en que los ayuntamientos, que ya han mostrado su gran preocupación por la crisis del sector, apoyen con medidas reales y efectivas las consecuencias que los bajos precios tienen para la economía de los agricultores.
En relación a la Administración central, Luis Carlos Valero indica que, en cuanto esté constituido el nuevo Gobierno, se le va a exigir una reducción máxima de los módulos de IRPF para el sector del olivar.

Para el gerente y portavoz de ASAJA-Jaén, medida como la del IBI rústico, con la que espera que los alcaldes de los municipios de Jaén se comprometan, suponen un verdadero compromiso político a la bajada de los precios contra la que, recuerda, ASAJA-Jaén está trabajando mano a mano con las diferentes administraciones para que se revierta la situación, especialmente con el Ministerio de Agricultura al que se le solicitó a través de la Interprofesional de Aceite de Oliva, donde está todo el sector representado, para que, a través de la Extensión de Norma, se pueda autorregular el sector mediante la retirada obligatoria de aceite en campañas excedentarias para ponerlo en el mercado en las campañas deficitarias. Además, se trabaja por la actualización de los precios de desencadenamiento del almacenamiento privado, así como la adecuación de la Ley de la Cadena Alimentaria.