La A-32, la presa de Siles o la despoblación seguirán siendo el «caballo de batalla» del PP en Villacarrillo

0
223
Publicidad

JAÉN.- El presidente provincial del Partido Popular de Jaén y alcalde de Santisteban del Puerto, Juan Diego Requena, ha mantenido una reunión con alcaldes y portavoces del Partido Popular en la comarca de Villacarrillo. El encuentro, celebrado en Arroyo del Ojanco y que será el primero de una ronda por todas las comarcas de la provincias, ha servido como primera toma de contacto tras la constitución de los nuevos ayuntamientos el pasado 15 de junio.

Requena ha explicado que se han programado una serie de reivindicaciones conjuntas del Partido Popular en los diferentes municipios y que «mejorarán sin duda la situación en la comarca de Segura, El Condado y Las Villas». Actuaciones que servirán para que «las administraciones no olviden importantes deudas pendientes con esta comarca».

Ocho alcaldes y 85 concejales que se han marcado como primero objetivo la reivindicación «enérgica y conjunta» para que el gobierno de España de continuidad a las obras de la A-32, ha explicado el también alcalde de Santisteban del Puerto. Asimismo, la presa de Siles «seguirá siendo también nuestro caballo de batalla». Es «urgente», ha aseverado Requena, que «de una vez por todas se delimite la zona regable para a partir de ahí dar todos los pasos necesarios para su puesta en servicio».

Igualmente importante para los populares de esta comarca es la adopción de medidas que frenen la «grave» despoblación en la comarca de Segura. En esta línea, el dirigente popular ha manifestado que «exigiremos a las administraciones, entre ellas a la Diputación provincial, que se pongan en marcha acciones para frenar esta lacra de nuestra provincia y que afecta especialmente a esta comarca jiennense».

Para Requena, la creación de empleo, el relevo generacional del campo, la apuesta por la mujer en el mundo rural, «son acciones importantes que deben coordinarse desde todas las administraciones». Para el presidente provincial, la Junta de Andalucía ya ha dado los primeros pasos con la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones y pide al resto de administraciones que «tomen nota» porque mientras «perdamos el tiempo la provincia se nos irá vaciando hasta un punto de no retorno», ha lamentado.