Publicidad

JAÉN.- Aunque parezca que la forma en la que tomamos helado ha sido siempre igual, lo cierto es que hace diez años cambió radicalmente en la capital. Las heladerías que antes fueron artesanas habían ido implantando el helado industrial e iban quedando anticuadas. Hasta 2007, cuando Belén Raya y Tomás Justicia, dos jóvenes veinteañeros, tomaron el arrojo necesario para emprender una empresa de este calibre, se formaron y se pusieron manos a la obra con un objetivo muy claro: crear su propia heladería.

El 20 de diciembre de 2008 abrió sus puertas Tentación con una nueva presentación de los helados en la vitrina, una nueva forma de servirlos y, sobre todo, recuperó la elaboración artesana con el obrador en el propio establecimiento.

Sus responsables se mantuvieron firmes en el modelo de negocio que pretendían a pesar de los augurios poco halagüeños que decían que Jaén no era buen lugar para heladerías, que no entendían que no se fuese a servir cerveza o que fuese autoservicio y con turnos para pedir. Afortunadamente, nuestros vecinos de Jaén entendieron el concepto y lo hicieron suyo enseguida.

Esto ha permitido a Heladería Tentación seguir creciendo, y lo que empezó siendo algo pequeñito con dos personas al frente ahora es una familia formada de 13 miembros, con personal estable que puedes reconocer de un año a otro y que no para de evolucionar intentando conjugar siempre mantener lo mejor de su esencia con la introducción de las nuevas tendencias.

Ahora, Heladería Tentación cumple diez años de trayectoria y sabes cuál es la mejor forma de celebrarlo. Con un helado y la posibilidad de participar en el concurso que han organizado para celebrarlo y con el que puedes ganar un scooter eléctrico. Participa en este enlace mientras saboreas los helados más irresistibles de Jaén en sus establecimientos del centro (Calle Ignacio Figueroa, 3) o en el Bulevar (Calle de Cataluña, 1).