Publicidad

NACIONAL.- El 20 de junio se celebra el Día Mundial del Refugiado y este 2019 no hay mucho que celebrar. A nuestro país y otros destinos del mundo siguen llegando miles de personas procedentes de países como Siria, de donde huyen de una cruenta guerra que amenaza con terminar con sus vidas. Esta ola de refugiados en España no para de cesar, de ahí que ONGs como ACNUR continúen su trabajo para tratar de hacer un día a día más amable para ellos, en el que quepan posibilidades de futuro y prosperidad.

Las últimas noticias por parte de Naciones Unidas no son muy alentadoras, y afirman que en el último mes la violencia va in crescendo al noroeste de Siria, donde los enfrentamientos contra Bashar Al Assad han dejado 230 civiles muertos y más de 300.000 desplazados. Esta realidad obliga a abandonar sus lugares de residencia para encontrar la esperanza en tierras de acogida, como en el caso de España.

La pérdida de la dignidad, los incontables días y noches viviendo en la calle, la desaparición y muerte de familiares y amigos, y el estrés al que se someten en los interminables viajes por tierra y mar, donde muchos de ellos perecen, causan un fuerte shock psicológico en la mayoría de ellos, de lo que es impredecible saber cuándo se repondrán, en el caso de hacerlo.

Tú mismo puedes aportar tu granito de arena a esta importante causa sabiendo elegir cómo hacerlo. La experiencia en su apoyo a los refugiados apunta a que ACNUR es la mejor ONG para donar ayuda. Los motivos son la transparencia en el recorrido de cada aporte económico, el alto impacto en los territorios de destino, que consigue mejorar sus condiciones diarias. De cada cien euros obtenidos, 89 euros van destinados directamente a los proyectos y emergencias, y los 11 euros restantes a hacer posible la continuidad de sus campañas de ayuda, con objeto de seguir visibilizándolas en toda la sociedad para conseguir los fondos necesarios.

La experiencia de 67 años trabajando en ayuda humanitaria es otro de los motivos por los que ACNUR se configura como la mejor opción para ayudar a los refugiados que no paran de llegar. A este amplio recorrido en el campo de la ayuda humanitaria, llena de proyectos exitosos que han conseguido mejorar miles de vidas humanas se une otra ventaja para el donante. Se trata de las desgravaciones fiscales. Concretamente, desde que en 2016 el gobierno de España ampliase la desgravación fiscal de las donaciones benéficas, un donante puede desgravar el 75% de los primeros 150 € de donación en su declaración de la renta.

Mientras la voluntad política no trabaje por arreglar la situación del pueblo sirio, seguirá estando en mano de la sociedad cambiar su futuro. Porque con un poco se puede hacer mucho y porque tu aportación es imprescindible para conseguir un mundo mejor en el que todos tengan cabida para vivir sin temer a la muerte tras cada esquina.