La concesionaria de autobuses urbanos, en el punto de mira del Ayuntamiento

0
709
Publicidad

JAÉN.- El Ayuntamiento de Jaén ha solicitado informes a la Policía Local para evaluar en qué situación real se está prestando la concesión del servicio de transporte urbano después de los últimos incidentes que se han registrado en varias líneas, especialmente el último en el que un vehículo circuló sin puerta trasera. El Ayuntamiento requirió de inmediato a la empresa su intervención para que el autobús quedara fuera de servicio. Del mismo modo, el nuevo gobierno solicitó dos días después de la constitución de la Corporación un informe a la Oficina de Control de Concesionarias para conocer cómo se está cumpliendo la prestación del servicio.

El objetivo es que esta prestación sea en términos de calidad y de una vez por todas la más apropiada para una capital, una situación que en estos momentos no se está dando. Además de recabar los informes sobre las últimas intervenciones que Policía Local ha hecho en apoyo al servicio de transporte en caso de avería o incidentes se van a analizar los términos de cumplimiento de la concesión con arreglo al acuerdo de renovación de 2005, establecer el estado en el que se encuentra el parque móvil que se tiene en circulación, la antigüedad de los vehículos, la reposición de los mismos conforme a convenio y los efectivos con los que se cubren las diferentes líneas. De esta manera el Ayuntamiento podrá acometer medidas de calado a medio y largo plazo mientras que a corto plazo se pueden reclamar mejoras en la prestación y sancionar a la concesionaria si así lo determinan los informes.  

El Ayuntamiento mantiene además su intención de hacer la auditoría que espera desde hace cuatro años para saber exactamente cuánto cuesta el servicio a los jiennenses, una prestación que recibe una subvención pública de acuerdo con este coste.

Para el Ayuntamiento el transporte colectivo urbano es uno de los factores más importantes de la movilidad de los habitantes de una ciudad, en este caso de Jaén, y los autobuses son una pieza clave por lo que es necesario que se ofrezca un servicio óptimo, con una red de transporte público equilibrada entre los costes operacionales y los costes de los usuarios, algo que en la actualidad es evidente que falla.