Ordóñez pide respeto a la labor de oposición del PP en Génave

0
121
Plaza principal de Génave.
Plaza principal de Génave.
Publicidad

JAÉN.- El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Génave, Rafael Ordóñez ha lamentado hoy las «trabas» que está encontrando por parte del equipo de gobierno municipal del PSOE. «Tengo la sensación que el hecho de ser foráneo es una barrera para ellos mientras que yo lo único que quiero hacer es colaborar con el Grupo Municipal Popular y trabajar por este pueblo», ha señalado.

Ordóñez se presentó como candidato por el Partido Popular en este municipio con el único objetivo de que «los genaveros se sintieran apoyados y respaldados por las siglas del Partido Popular» y aunque es cierto, añade, que no ha nacido en Génave, «eso no me impide representar a mi partido y a mis siglas aquí, junto al resto de mis compañeros». Eso, lo único que significa, es que «los vecinos tendrán una mano amiga del Partido Popular que les dará voz en el Ayuntamiento», ha aseverado Ordóñez.

Ese es el mensaje que el concejal popular quiso lanzar y explicar a los genaveros el pasado día 15 de junio durante el pleno de constitución del Ayuntamiento «aunque no tuve oportunidad porque no se concedió la palabra al Grupo Popular», ha lamentado. El mismo alcalde socialista le explicó al concejal popular que «ya tendría tiempo a lo largo de la legislatura de tomar la palabra, si bien creo que ese era el momento idóneo para presentarnos ante el pleno y explicar cuáles iban a ser los objetivos del PP durante los próximos cuatro años».

Para Ordóñez lo más importante es «poder ejercer eficazmente nuestro trabajo», no solo por el 21% de genaveros que votaron al Partido Popular, «lo cual parece que se le olvida al alcalde», sino por todos los vecinos, votasen a quien votasen, porque «para eso está la democracia, para que los ciudadanos puedan tener diferentes formaciones políticas trabajando por su bienestar, unos desde la labor de gobierno y otros, como será nuestro caso, fiscalizando cada movimiento que dé el equipo de gobierno socialista».

En definitiva, ha concluido el dirigente popular, «solo pido respeto hacia mi persona, hacia mis compañeros y hacia mi partido, que se nos deje trabajar porque al fin y al cabo ese es el único motivo por el que estamos en política, para velar por los intereses de los vecinos, y eso siempre debe ser algo positivo incluso para la oposición».