Optimizar el área de urbanismo para normalizar la eficiencia en la gestión

0
180
Publicidad

JAÉN.- El alcalde de Jaén, Julio Millán, se ha reunido con los responsables de los colegios oficiales de Arquitectos y Aparejadores, Pedro Cámara y José Miguel de la Torre, respectivamente, y el presidente de la Asociación de Promotores y Constructores, Francisco Chamorro, que reclaman desde hace más de tres años una coordinación con la administración local para agilizar el urbanismo en la ciudad.

Millán ha propuesto mantener esta coordinación y optimizar los recursos humanos del área y su reorganización para comenzar a imprimir esa agilidad. “Es importante además aprovechar recursos y herramientas que tienen los colegios para avanzar en tramitación electrónica o acelerar visados. Creo que estas sinergias nos van a ayudar para que la eficacia y la eficiencia de este servicio público que es también el Urbanismo sea la normalidad en la gestión municipal”. Sobre el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana), el alcalde ha dicho que es importante resolver la primera demanda del sector que es la seguridad jurídica para las inversiones y se muestra favorable a trabajar con modificaciones puntuales del plan de 1996 tras la anulación del posterior.

El sector y los profesionales del mismo presentes en esta reunión han destacado la recuperación de este diálogo. Francisco Chamorro, de la patronal, ha señalado que en tres días el nuevo alcalde ha cerrado una reunión que llevan pidiendo más de tres años. Chamoro ha señalado como esencial despejar dudas con el planeamiento urbanístico, especialmente el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) tras su anulación y el PEPRI (Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Antiguo). “Lo único que pedimos para empezar es buen funcionamiento y buena gestión”. 

Esta clave también es la que propone Pedro Cámara, decano de los arquitectos, quien recuerda que hay un gran freno a la inversión en el retraso de la tramitación de licencias. “Hay mucha gente que quiere invertir en Jaén y la administración no puede dilatar estas oportunidades”. Así, José Miguel de la Torre, de los aparejadores, ha indicado que en la actualidad la indefinición de planeamiento urbanístico hace que una licencia para construir en el casco antiguo pueda demorarse hasta 3,5 años. “Lo que hemos querido en este tiempo es colaborar en todo lo necesario y que Jaén no puede soportar por más tiempo la inseguridad jurídica” ni se maltrate a inversores de Jaén.