Inmovilizan su coche cuando conducía bebido y da las gracias a la policía

0
500
Publicidad

JAÉN.- Pocas veces se encontrarán los agentes de la Policía Local de Jaén una situación como está. Ocurrió en el turno de noche cuando una patrulla detuvo a un dcondcutor al que hizo la prueba de alcoholemia. Fue menos de 0,60 mg/l, cuando el límite es 0,50, pero sí suficiente para cometer una infracción administrativa.

La reacción de después es la que sorprendió a los agentes ya que el conductor tuvo, según la policía un «excelente comportamiento y comprensión del mismo». Su vehículo quedó inmovilizado y retirado con la grúa. «El conductor agradeció la actuación de los agentes por evitar un mal mayor».