Publicidad

JAÉN.- El PSOE se ha personado como acusación popular en las diligencias previas derivadas de la instrucción de Matinsreg y en la que aparecen ocho empresas que supuestamente prestaron servicios para el Ayuntamiento de Jaén, fundamentalmente arreglo de calles, y que facturaron por encima del coste real de los materiales hasta el punto de que los sacos de cemento se cobraron a 20 euros cuando su precio de mercado no supera los cuatro euros.

Fue el Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén, encargado de la causa Matinsreg, el que en el auto de fecha 5 de febrero de 2019 acordó deducir testimonio para la incoación de procedimiento de diligencias previas en virtud de un informe de la Guardia Civil que apuntaba a un entramado de empresas con diferentes conexiones a Matinsreg y que podrían haberse beneficiado de adjudicaciones de obras municipales que les permitían facturar cantidades desorbitadas por materiales y horas de trabajo.

Tal es el caso de la empresa del considerado como «conseguidor» de la trama Matinsreg al que se le adjudicaron obras por valor de 174.000 euros y que llegó a facturar los sacos de cemento cinco veces más caros que su precio de mercado. Dicha empresa, según ha denunciado el PSOE en comparecencias públicas anteriores, se creó un mes antes de recibir los primeros contratos, en enero de 2015, y comenzó a trabajar en obras en distintos puntos de la ciudad sin estar especializada en ello en febrero de ese año, a dos meses de las elecciones municipales.

Las ocho empresas a las que se ha abierto diligencias previas y sobre las que el PSOE ha solicitado ejercer la acción popular son: Grupo Sotobal SL; Vivaria Obras y SS SL; Esatrimo SL; Oproler Obras y Protectos SL; UHRO Iniciativas para el Desarrollo Urbano S.L.; Renta Bara SL.; y Noreno y Acero SL.

Es el propio juez instructor el que argumenta la necesidad de abrir diligencias previas al margen de Matinsreg ya que enjuiciarlo de forma conjunta supone, tal y como establece el juez en un auto al que ha accedido Europa Press, supondría «una excesiva complicación o dilación para el proceso».

Además, también derivado de la instrucción sobre Matinsreg, el juez instructor ha abierto una pieza separada para investigar a otras dos empresas que han facturado al Ayuntamiento como son Jofersan Aguas SL y Elecnor SA.

El grupo municipal socialista viene denunciando desde 2012 la actuación de diferentes empresas que han trabajado para el Ayuntamiento de Jaén gobernado por el PP y que supuestamente facturaban inflando sus facturas.

Ya en diciembre de 2014, en rueda de prensa el PSOE denunció públicamente que el Ayuntamiento de Jaén había abonado más de tres millones de euros en facturas reparadas por la Intervención Municipal a empresas de fuera de la provincia a las que se había adjudicado «a dedo» contratos de obras fraccionados. Fue la primera vez que salieron a la luz los nombres como empresas de UHRO, de Pozuelo de Alarcón (Madrid), y Esatrimo, de Puertollano (Ciudad Real).

En 2017, el PSOE de la capital interpuso una querella en la que se apuntaba a pagos «inflados» a Matinsreg, empresa a la que supuestamente se había adjudicado ‘a dedo’ el servicio de las fuentes ornamentales en la ciudad cuando José Enrique Fernández de Moya era alcalde de Jaén, en 2012. Por esta causa, sobre el exalcalde de Jaén pesa un auto de procesamiento dictado por el Juzgado número 2 de Jaén, aunque actualmente está recurrido ante la Audiencia de Jaén tanto por su defensa como por la Fiscalía.

El auto inicial recogía que Fernández de Moya como alcalde de Jaén «vino ordenando personalmente los pagos a realizar a dicha empresa en contra de los informes y reparos de legalidad que hacía recaer constantemente el interventor del Ayuntamiento». En dichos reparos «se aludía precisamente a la ausencia de todo procedimiento, soporte contrato o relación de toda índole de Matinsreg con el Ayuntamiento de Jaén».

Además, las facturas que la empresa pasaba al cobro recogían supuestamente trabajos que no se habían realizado, o a los que se incluían un número de horas y operarios que no se correspondía con la realidad y materiales cuyo precio en el mercado estaban muy por debajo de lo que luego desde Matinsreg facturaba al Ayuntamiento. El quebranto económico a las arcas municipales solo por Matinsreg se ha cuantificado por encima de los cuatro millones de euros.

Es precisamente de la investigación judicial en la fase de instrucción de la causa abierta por Matinsreg de donde se han derivado las diligencias previas sobre las ocho empresas antes mencionadas y una pieza separada sobre otras dos empresas más.