MOTOR&SPORT | Opel Crossland X, el SUV urbano para todo

0
141
Publicidad

OPEL CROSSLAND X. EL SUV URBANO PARA TODO.

El Crossland X es un SUV con el enfoque urbano de la gama de Opel. HoraJaén Motor&Sport se subía a este modelo con motor de gasolina turbo de vocación familiar y buenas dosis de funcionalidad. Con el incremento en el segmento de los SUV en el mercado y su evolución en los últimos años las marcas se han lanzado a este segmento. Opel se lo toma muy en serio y juega en esta categoría con dos modelos, el Mokka X y el Crossland X, que en realidad tienen dos enfoques muy diferentes. En esta ocasión HoraJaén a través de su sección del motor llevó a cabo una exhaustiva prueba dinámica del Crossland X turbo de gasolina 1.2 Ecotec tricilindrico y 130 caballos de potencia. Opel ha apostado por una imagen juvenil y elegante a partes iguales. Lo primero que llama la atención en el habitáculo es la buena sensación de calidad que se percibe. No es un coche lujoso pero sí se nota lo bien hecho que esta, con una acertada combinación de materiales de buen aspecto visual y tacto en las partes de exposición y con una calidad aceptable en zonas menos visibles. El Opel Crossland X se fabrica en la factoría de Figueruelas (Zaragoza). En esta ocasión FM Automoción, concesionario Opel cedía una unidad de este modelo para llevar a cabo el test de conducción y recorrer uno de los parajes más bellos de la provincia de Jaen como es La Iruela y su entorno, en pleno corazón de la Sierra de Cazorla.

DISEÑO E INTERIOR.

En el recorrido se puedo apreciar las bondades y eficacia del Crossland X turbo con un comportamiento notable en todo momento, al que se una toda la tecnología que Opel  tiene y una comodidad que permite afrontar cualquier viaje con suma comodidad y seguridad. Del mismo modo que el diseño exterior, en su interior se respira una atmósfera elegante y sin estridencias. Uno de los elementos más cuidados es el volante que puede presumir de un diseño muy sugerente, unos botones bien integrados de agradable tacto y costuras en contraste. De forma curiosa este magnífico volante se sitúa el cuadro de instrumentos que proporciona mucha información de forma clara. El sistema multimedia Navi 5.0 IntelliLink es muy completo. Cuenta con una pantalla de siete pulgadas de gran calidad y definición de imagen con una buena respuesta al tacto. Este sistema es compatible con Android Auto y Apple CarPlay y tiene servicio OnStar que entre otras cosas aporta respuesta automática en caso de colisión, sistema de emergencia 24 horas y conectividad 4G a Internet para varios dispositivos. En las plazas delanteras la comodidad brilla por sí misma porque sus asientos recogen muy bien el cuerpo, son confortables e incluso según el acabado cuentan con certificación AGR que acrecienta su ergonomía. Los asientos traseros sorprenden por su espacio, sobre todo para las rodillas permitiendo optimizar mejor la distribución interior.  El Crossland X tiene un maletero de 410 litros, destacable en su categoría y su forma rectangular permite aprovechar su superficie y además cuenta con un par de perchas para sujetar bolsas y un práctico doble fondo para distribuir la carga. Desplazando la fila trasera de asientos su volumen aumenta hasta los 520 litros y si se abate esta fila se logran 810 litros de carga.

VERSATILIDAD Y MECÁNICA.

La unidad de pruebas cedida por FM Automoción fue el Opel Crossland X Turbo que ofrece dos versiones de potencia en gasolina: 1.2 Ecotec Turbo con 110 y 130 caballos. La diferencia de precio es inapreciable así que mejor decantarse por la más potente. La versión de 130 CV de tres cilindros y 1.2 litros de cilindrada homologa unas emisiones de CO2 de 117 g/km y un consumo medio de 5,1 litros a los cien kilómetros. Esta cifra dependerá del tipo de conducción y el recorrido. En este caso y debido a la zona de montaña que HoraJaén Motor&Sport recorrió en la Sierra de Cazorla y La Iruela el consumo subió ligeramente por encima de los seis litros, cifra que está muy bien si se tiene en  cuenta su potencia y respuesta del turbo al afrontar subidas pronunciadas y cambios de carretera al recorrer la maravillosa Sierra de Cazorla y el bello entorno de La Iruela donde el recorrido y las exigencias del acelerador llevaba a una conducción algo más exigente que la que se pueda hacer en autovías o autopistas. 

Opel Crossland X 1.2 Turbo

El Crossland X es un coche ágil pero sobre todo cómodo y de fácil conducción gracias a unas reacciones dóciles y predecibles. Este SUV de Opel está orientado claramente al confort sin ninguna vocación de animar a una conducción más deportiva. Eso no quiere decir que no ofrezca buenas prestaciones y un rendimiento que permite aprovechar su potencia. Como dato pasa de cero a cien kilómetros en 9,9 segundos, que es un buen registro para un crossover de este segmento, y supera la barrera de los 200 Km/h de velocidad máxima. Su motor es muy elástico y brinda un rango de utilización muy amplio que su potencia de 130 CV le da a 5.500 revoluciones por minuto y un par máximo de 230 Nm a solo 1.750 rpm. De cualquier modo, en momentos exigentes, hay que jugar con el agradable cambio manual de seis velocidades porque por encima de las tres mil revoluciones es donde el Crossland X da lo mejor que tiene.  A la comodidad de sus asientos se suma el tarado de suspensiones de tarado muy cómodo y la posición de conducción elevada, con buena visibilidad gracias a la amplia superficie de acristalamiento que tiene dominando bien el entorno. Esa poción alta es una de las características que se busca en los SUV así como el confort que supone entrar o salir del coche desde un asiento elevado.

CONCLUSIONES.

El Opel Crossland X Turbo probado por HoraJaén ha sido toda una experiencia. El equilibrio, la comodidad y el equipamiento se unen a la seguridad y a la tecnología punta de Opel. Su conducción resulta cómoda y relajada en carreteras convencionales y en el recorrido por la Sierra de Cazorla y la localidad de La Iruela, la belleza del entorno se suma al diseño juvenil y algo desenfadado del modelo que permite ciertas “alegrías” en la conducción por carreteras de montaña y siempre será un buen aliado por recorridos urbanos, además de realizar viajes a cualquier destino disfrutando de un SUV alegre, eficiente y eficaz y muy desenfadado.