«Las familias necesitan más cantidad de ayuda»

0
138
Publicidad

JAÉN.- El Seminario Diocesano de Jaén ha acogido la celebración del Consejo Diocesano de Cáritas. Entre los puntos destacados del orden del día de esta convocatoria ordinaria, los integrantes del Consejo han conocido los principales datos recogidos en la Memoria 2018, que refleja la acción de Cáritas Diocesana de Jaén durante el pasado año. Según explica el director del organismo para la acción caritativa y social de la Iglesia de Jaén, Rafael López-Sidro, una vez con el informe favorable del Consejo, se presentará al presidente de Cáritas y obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez, con el fin de someter la Memoria 2018 a su aprobación. Posteriormente, la presentación pública se realizará en torno al Día de la Caridad, a mediados del próximo mes de junio.

Según avanza López-Sidro, la Memoria 2018 es un fiel reflejo de la realidad de la provincia de Jaén. “En gran medida, va a ser un antecedente de lo que va a decir el informe Foessa, que en breves fechas vamos a publicar. Como apuntes datos destacables, el número de asistencias se ha duplicado con respecto al año 2017, alrededor de 250.000 asistencias, lo que es sintomático de que las familias necesitan más cantidad de ayuda, lo que determina que su situación es peor de lo que era”,lamenta el director de Cáritas Diocesana de Jaén.

Entre otros puntos del orden del día, el plan de formación de voluntariado de Cáritas, con la Escuela de Otoño, que se celebrará el próximo mes de octubre. “En ese girocopernicano que tenemos que dar a la acción de Cáritas, es básica la formación del voluntariado. Lo que hace 50 años era útil como estrategia de acción ahora ya no vale. Tenemos que hacer un esfuerzo por cambiar”, apostilla.