OPINIÓN | «La voz de los callados»

0
398
Publicidad

POR JUAN DE DIOS PALOMINO 

Buenos días gente de Jaén, durante unos días he podido comprobar más en directo aún, la calidad de las personas que vivimos en Jaén, he tenido la oportunidad de hablar con muchas que no conocía, y  tengo que  decir que me he llevado gratas sorpresas, he hablado con gente que no cejan en el empeño de hacer cosas por los de más, implicándose en cuerpo y alma, compatibilizando su trabajo diario, familiar y personal, con actividades  de apoyo y ayuda que otros necesitaban, todo ello, sin nada a cambio, solo la satisfacción personal de hacer aquello en lo que creen.

Les doy las gracias a todos por escucharme y a veces por aguantarme. La gente de Jaén, somos gente sencilla, trabajadora, acogedora y muy familiar, estamos acostumbrados a aguantar todo lo que nos echan, somos como los olivos de nuestra tierra, si les echan agua lo agradecen floreciendo con verdes brotes, y si no, echan corteza dura y rugosa para aguantar la sequia que les espera, y así durante miles de años, y aquí seguimos.  Dicen muchos que tenemos lo que nos merecemos, que somos gente pasiva, conformista, insolidaria…. Yo no lo veo así. En estos días me he dado cuenta que la gente lucha con los dientes por su familia, por su trabajo, por sus negocios y hasta sacan tiempo de ayudar a otros, tenemos mucha gente implicada en el movimiento vecinal, en asociaciones de ayuda a los animales, en la lucha contra el cáncer, en hacer sonreír a los niños enfermos, en la recogida de alimentos para familias necesitadas, y así podría seguir hasta llenar tres páginas.

Es posible que seamos unos de los grandes callados de este país, callados por que tenemos la convicción a nivel personal, que, luchando, de todo se sale, y cada uno lucha a su manera sacando a su familia y a sus negocios en el duro día a día, tenemos muy claro que nadie nos regala nada.

No nos vendría mal que tuviéramos una voz, como el libro de poesía de nuestro vecino jaenero Martin Paredes “La voz de los callados”.

No me voy a extender más, solo dar las gracias a la gente de Jaén, por ser como son. Gracias.