Publicidad

JAÉN.- Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Jaén a dos jóvenes relacionados con un atraco realizado en un salón de juegos de la ciudad. La joven detenida era empleada del salón que al presentar denuncia, no dijo que los dos jóvenes que habían perpetrado el asalto eran conocidos suyos y que ambos le confesaron el mismo día del robo que habían sido los autores. Los investigadores identificaron a los ejecutores del asalto deteniendo a uno de ellos, así como a la empleada por un presunto encubrimiento.

Los hechos ocurrieron el pasado día 28 de abril sobre las 03:00 horas. Minutos después del cierre del establecimiento, dos individuos con el rostro cubierto penetraron en el salón dirigiéndose rápidamente hacia la barra donde estaba la empleada haciendo la caja. Uno de ellos la amenazó esgrimiendo una pistola diciéndole: “esto es un atraco, el dinero, los cajones, la caja”, mientras el otro tomaba el dinero y lo metía en una mochila. Una vez sustraído todo y en apenas dos minutos se marcharon a la carrera. La empleada se quedó unos segundos paralizada reaccionando poco después pulsando el “botón del pánico”.
La arrestada sabía quiénes eran y lo silenció en su denuncia

Dos patrullas, una de paisano y otra uniformada, se desplazaron rápidamente ante la señal de alarma. Una vez allí la joven les relató lo que había ocurrido en apenas dos minutos y que la cantidad total del dinero sustraído ascendía a 6.690 euros.

Los investigadores, una vez analizados diferentes indicios y verificaciones, identificaron a los dos jóvenes como los presuntos autores de los hechos iniciando su búsqueda, sin embargo sospecharon de la declaración de la empleada, algo no encajaba, por ello la citaron en Comisaría en el día de ayer. La joven les manifestó que sabía quiénes eran los autores de los hechos, ya que son conocidos suyos, y que ellos mismos le confesaron el mismo día del robo que habían sido ellos. Posteriormente los reconoció ante los investigadores que los estaban buscando para su arresto.

En la tarde de ayer y fruto de las vigilancias realizadas, los agentes arrestaron a uno de ellos en plena vía pública lesionando a un policía por la gran resistencia ofrecida para evitar su privación de libertad.

El segundo supuesto autor está siendo buscado intensamente.