Un Jaén FS titánico remonta en Navarra y se clasifica para las semifinales de liga (1-3)

0
256
Publicidad
Osasuna Magna: Asier, Araça, Bynho, Usín y Saldise. También jugaron Eric Martil, Roberto Martil, Adri Ortego, Llamas, Alex Diz y Juninho.
Jaén Paraíso Interior FS: Espíndola, Rafa López, Mauricio, Alan Brandi y Míchel. También jugaron Carlitos, Ángel Bingyoba, Campoy, Giasson, Dani Martín y Piqueras, Ramon.
GOLES: Rafa Usín 9′ (1-0); Carlitos 29′ (1-1); Alan Brandi 30′ (1-2); Giasson 39′ (1-3).
Amonestaciones: Los colegiados amonestaron a Bynho 10′, Adri Ortego 15′ y Roberto Martil 31′ de Osasuna Magna.

JAÉN-. La cosa iba de no cometer errores y por desgracia el Jaén FS, aunque fue mejor durante todo el primer tiempo, acabó cometiendo uno que le costó muy caro. La posesión y las ocasiones fueron todas amarillas durante la primera parte y aún logró adelantarse en el marcador el cuadro navarro con un tanto de Usín fruto de una jugada de estrategia.

No desalentó el tanto sin embargo a los amarillos que siguieron dominando de principio a fin el partido contando con numerosas ocasiones para haber igualado la contienda. La más clara de todas la tuvo Carlitos en un doble penalti que le acabó adivinando Asier pero no hizo falta acordarse de esa acción. Se llegó con el uno a cero al descanso pero a la vuelta de vestuarios se hizo justicia.
Volvió a ser mejor Jaén que Xota en la segunda mitad y está vez añadió efectividad a su buen criterio a la hora de elaborar. Cabe decir también que los dos goles con los que dio la vuelta al marcador llegaron fruto de auténticas obras maestras de nuestros jugadores. Primera Carlitos se sacó uno de sus latigazos de la chistera para poner el balón en la escuadra de la portería de un Asier que no pudo más que ser un espectador de lujo ante semejante acción.
Ese gol que confirmaba las sensaciones en pista llegó mediada la segunda parte y trajo de la mano otro golazo. Esta vez fue Alan Brandi el que se disfrazó de Maradona para marcharse de todos en la frontal del área y acabar definiendo raso y cruzado a la derecha para hacer el segundo.
Dejó noqueado el tanto a los locales y puede haber más sangre rojilla en la pista porque Rafa López falló a puerta vacía un buen saque de esquina y después tuvo otra en la que Asier le leyó las intenciones en el mano a mano. Tan negra vio la cosa Arregui que a falta de casi siete para el final tiró de portero-jugador pero, como ya ocurrió en muchos minutos en la Salobreja, no fue capaz de generar peligro real.
De hecho Giasson tuvo dos ocasiones para marcar desde campo propio y, aunque solo anotó una de ellas, acabó sentenciando el partido y dando el pase a las semifinales del play off por el título a su equipo.