Libres acabará con el “colapso” que sufre Urbanismo con nuevas tasas y más medios técnicos e informáticos

0
170
Publicidad

JAÉN.- El departamento de Urbanismo ha sido uno de los ejes de las críticas al equipo de Gobierno del Partido Popular en este mandato. Considerables retrasos en la concesión de licencias, además de una Administración obsoleta en la que es prácticamente imposible realizar trámites telemáticos, son algunas de sus deficiencias. “Por este servicio pasa gran parte de la actividad económica de la ciudad y no puede estar colapsada”, advierte el cabeza de lista de Libres, Víctor Santiago, quien está dispuesto a acabar con esta situación mediante una batería de medidas.

Su apuesta pasa por crear nuevas ordenanzas que permitan dinamizar y agilizar esta área para que sea más eficaz. La primera de ellas sería una tasa gratuita durante un año para pequeñas reformas en hogares y al acondicionamiento de los locales que se tramitaría online. Una segunda para la concesión de licencias en menos de 15 días al sector de la hostelería sometidas a declaración responsable del proyecto por parte de los técnicos y empresarios. Y, por último, otra destinada a la construcción por la que Urbanismo se compromete a que en un mes deberán estar visados todos los proyectos.

Para realizar esta importante transformación Víctor Santiago dotará al servicio con más medios técnicos, humanos y tecnológicos en el proceso de gestión. “Jaén se ha convertido en una ciudad frenada económicamente, paralizada y sin actividad económica; y el Ayuntamiento es un obstáculo frente al que se estrellan las propuestas de particulares o empresas», lamenta el cabeza de lista.

A juicio de Víctor Santiago, la actual situación lo único que provoca es inseguridad jurídica y la fuga de empresas, al que “esta ciudad no se puede permitir”, señala.

Otro de los puntos en los que trabajará sin descanso Libres será en la redacción de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana, después de que una provincia dictada por el Tribunal Supremo (TS) convirtiera en firme la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dictada el 20 de septiembre de 2018 en la que, en respuesta a un particular, se decreta su anulación.