Incremento de las dotaciones para riegos extraordinarios hasta los 1.500 metros cúbicos por hectárea

0
116
Campo de olivos en la provincia de Jaén
Campo de olivos en la provincia de Jaén
Publicidad

JAÉN.- Una buena noticia para los regantes de olivar de la provincia de Jaén y de toda Andalucía. La Asociación de Regantes de Andalucía (ASARE) y UPA Jaén se muestran satisfechos por la aprobación en la Comisión de Desembalse del incremento de las dotaciones para riegos extraordinarios hasta los 1.500 metros cúbicos. El Secretario de Organización de UPA y Secretario de ASARE, Elio Sánchez, que ha estado presente en la reunión, confirma la importancia de la medida, puesto que representa un beneficio para los olivareros gracias al buen estado en el que se encuentran los pantanos de la Cuenca con las últimas precipitaciones registradas.

Elio Sánchez explica que, en el contexto de un año complicado, tenemos que felicitarnos por el trabajo serio y riguroso que ha hecho la Confederación, en constante contacto e interlocución directa con UPA y ASARE, en el sentido de que han atendido nuestras demandas, que son las solicitudes de los olivareros dentro de las posibilidades de los embalses. Gracias a esta medida, debemos concluir que será una campaña de riego normal.

El secretario de Organización de UPA Jaén confirma, igualmente, que los olivareros de la provincia de Jaén y están regando con absoluta normalidad gracias a la celeridad de los trámites y en la resolución favorable de los expedientes presentados por parte de la Confederación Hidrográfica, y que esta medida, a partir de ahora, repercutirá positivamente en todos los riegos que se encuentran en pleno rendimiento y tendrán más agua hasta el otoño.

No obstante, a pesar de que este año ha sido positivo para los regantes por cuanto hay más agua de la prevista en un principio, no podemos olvidar que el objetivo último y fundamental de UPA y de ASARE es conseguir la regularización definitiva de todos los regadíos de la provincia. En este sentido, Elio Sánchez insiste en que la Confederación debe seguir trabajando, en estrecha colaboración con las asociaciones y los regantes, para finalizar el procedimiento de regularización de las 50.000 hectáreas de olivar que continúan en precario en la provincia. Por último, volvemos a insistir en la necesidad, incluso la injusticia que supone que volvamos a dejar pasar la oportunidad, por cuarto año consecutivo, de que los olivareros de la Sierra de Segura se beneficien ya del agua de la Presa de Siles. Una medida que seguiremos reclamando a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y que, esperamos, no caiga en saco roto y encuentre la sensibilidad que esperamos del Organismo de Cuenca.