‘Educar para Proteger’ forma a 718 escolares jiennenses para luchar contra el ciberacoso

0
136
FOTO ARCHIVO
Publicidad

JAÉN.- Abordar la protección ante las nuevas tecnologías entre los actuales escolares, denominados “nativos digitales”, es una de las principales preocupaciones entre padres, madres y docentes que, en ocasiones, no consiguen seguir el ritmo a los menores y su rápida adopción del lenguaje tecnológico, y carecen de herramientas para educar en valores dentro de este ámbito. En este punto es en el que se hace más que necesaria la intervención de los voluntarios digitales, un grupo de expertos en el uso de estas tecnologías, procedentes de Cruz Roja, que a través del programa “Educar para proteger”, han asesorado durante 2018 a 718 menores de la provincia de Jaén, y a más de medio centenar de adultos, en técnicas de protección de datos y de concienciación y sensibilización contra el ciberacoso, principalmente en la esfera escolar.

Este programa forma parte del catálogo de actividades que se desarrollan bajo el marco del proyecto Andalucía Compromiso Digital (ACD), impulsado por la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, y financiado con Fondos Europeos, que dirige sus iniciativas de digitalización social a municipios andaluces de más de 20.000 habitantes. En el ejercicio de 2018, el programa ha obtenido un fuerte incremento en el número de solicitudes por parte de los centros educativos en los que se imparte, debido a una mayor sensibilización sobre la rela-ción que se establece entre los menores y su comportamiento en entornos digitales, hasta el punto de que se han realizado un total de 27 acciones en la provincia. Además, se espera que el éxito cosechado siga en aumento, en tanto que sólo en los primeros tres meses de 2019, el número de estas formaciones (en las que tam-bién colaboran las AMPAS, orientadores y personal de los centros educativos), ya va por una decena y un total que supera los 200 beneficiarios.

Este aumento en el número de solicitudes y los beneficios sociales que aporta el programa lo han convertido en uno de los más valorados por los volunta-rios digitales de Cruz Roja dentro de ACD, que también han destacado recientemen-te el programa ‘Uso de la tecnología para la mejora de las personas dependientes’, y que tiene como objetivo el uso de las nuevas tecnologías para estimulación cogniti-va de personas mayores. Entre las actividades desarrolladas, destacan los conteni-dos lúdicos digitales con fines terapéuticos, como las interacciones con el programa “Gradior”, especialmente diseñado para trabajar con personas con alzheimer. Ade-más, los voluntarios han podido enseñar a los participantes determinadas activida-des y ejercicios que, realizados con regularidad, permiten una evolución favorable.