El Arco de Augusto de Mengíbar es declarado Bien de Interés de Cultural de Andalucía

0
639
Publicidad

JAÉN-. La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, a instancias de su Delegación Territorial en Jaén, ha procedido a inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la consideración de Bien de Interés Cultural, el inmueble denominado Arco de Augusto (Ianus Augustus) en Mengíbar, Jaén, en aplicación de las disposiciones: adicional tercera, de la Ley 14/2007 del Patrimonio Histórico de Andalucía y adicional segunda de la Ley 16/1985 del Patrimonio Histórico Español.

Esta última hace referencia al Decreto 571/1963 sobre protección de los escudos, emblemas, piedras heráldicas, rollos de justicia, cruces de término y piezas similares de interés histórico-artístico, gracias al cual se ha podido inscribir instantáneamente y sin necesidad de declaración expresa. El basamento del Arco de Augusto en Mengíbar, punto de inicio de la Vía de Augusto en la Bética, se puede considerar con justicia una de las «demás piezas y monumentos de análoga índole» que el Artículo 1 de la citada disposición contempla. Es un marcador territorial de primer orden, el punto desde el cual se medían las distancias de la vía en todos los miliarios andaluces, y que separaba la provincia Bética senatorial de la Tarraconense imperial.

Kilómetro 0 de la Vía Augusta

Este Km 0 de la Via Augusta en Andalucía, ha sido descubierto por los trabajos arqueológicos desarrollados por el Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén, en el marco del Proyecto General de Investigación Iliturgi: conflicto, territorio y paisajes sagrados, gracias a los cuales conocemos la disposición y morfología de la cimentación, junto a los restos conservados de elementos que formaban y decoraban el alzado de la estructura. Esto unido a su posición con respecto al camino, permite plantear que es la huella material conservada de un gran arco, de 14,80 metros de longitud, casi 5 metros de anchura, y un único vano central de 5,15 metros por donde discurría la Via Augusta. La importancia del descubrimiento ha provocado que el Ayuntamiento de Mengíbar adquiera los terrenos donde se ha encontrado el arco y los restos anejos, con ello se facilita cualquier iniciativa inversora.

El arco posee un indiscutible valor de legado para que las siguientes generaciones dispongan de él según su criterio, para ello se ha protegido con la intención de que se custodie como reserva arqueológica; por otro lado, tiene un importante valor en tanto que documento histórico, al poder aportar información sobre un momento muy interesante de nuestra historia, cuando Augusto decide unir Cástulo y sus minas a la provincia imperial Tarraconense dejando el límite de la Bética en el Guadalquivir; en tercer lugar, presenta un valor educativo con la difusión pública de los resultados de las excavaciones; en general, es un medio para activar el turismo siendo un evidente generador de riqueza; y finalmente aporta una dimensión identitaria a la comunidad ampliando la propia estimación e incrementando su sensación de orgullo. De esta manera, el delegado de Cultura y Patrimonio, Jesús Estrella, destaca la capacidad de respuesta inmediata por parte de la Consejería ante la importancia del hallazgo.