«La reducción de módulos llega tarde y mal dejando fuera el olivar de Jaén»

0
333
Publicidad

JAÉN-.  COAG Jaén considera que el Ministerio de Hacienda ha perdido una oportunidad única de hacer algo frente a la situación de crisis de precios del sector del aceite de oliva y pide una rectificación de la Orden publicada en el BOE por la que se reducen los índices de rendimiento neto aplicables en el método de estimación objetiva del IRPF para las actividades agrícolas y ganaderas afectadas por circunstancias excepcionales, de la que se deja fuera el olivar de Jaén y Huelva, así como el sector del algodón y ganadero.

El secretario general de COAG Jaén, Juan Luis Ávila, insiste en que “si estamos vendiendo por debajo de los costes de producción no nos pueden pedir cotizar como si tuviéramos un beneficio en nuestras explotaciones del 26%”.  Y añade que “si el Ministerio de Agricultura dice y reconoce que estamos vendiendo el aceite por debajo de los gastos de producción”, el Ministerio de Hacienda no puede “pedir que coticemos por un beneficio que no tenemos”, eso “es sacar el dinero de la cartera a una persona que está mal económicamente”.

Ávila se refiere al sector del algodón que no está teniendo beneficios y al ganadero que se encuentra en una situación límite, que también se han quedado fuera de la Orden, que aunque ha sido publicada, fue aprobada el 12 de abril.

Andalucía

Desde COAG Andalucía consideran que la Orden llega tarde y mal, que no responde a las necesidades del sector agroganadero, que establece unas reducciones de módulos arbitrarias y que generan agravios inexplicables entre los propios productores, además de incluir importantes olvidos.

“El Ministerio decide a su antojo y no negocia con las organizaciones, que planteamos por escrito nuestras propuestas pero nunca sabemos qué rebajas van a fijar finalmente y por qué”, explica el secretario general de COAG Andalucía, Miguel López.

Así, por ejemplo, no se entiende que queden fuera los cultivos herbáceos (con excepción del sorgo en Cádiz), que sufrieron retraso de siembra por las intensas lluvias primaverales y experimentaron una bajada de rendimiento y de rentabilidad,  especialmente en girasol y garbanzo, a lo que hay que sumarle los incrementos de precio de los insumos.

Tampoco se explica lo que ocurre con olivar. El módulo de Productos del olivo sólo se ha rebajado al 0,13 en municipios puntuales de Córdoba y Granada y uno de Sevilla, quedando fuera provincias enteras como Jaén o Huelva, y el resto de municipios de las demás provincias productoras. No se entiende que haya ese trato diferente a municipios contiguos y con producciones similares. La aceituna de mesa sí recibe un tratamiento fiscal lógico, bajando su módulo en los principales municipios productores de Sevilla, Málaga y Córdoba.