MOTOR&SPORT | Hyundai Kona eléctrico: silencio, se rueda

0
153
Publicidad

Jacarsa Motor acercó a HoraJaén Motor&Sport al mundo totalmente eléctrico llevando a cabo una prueba dinámica del Kona eléctrico cien por cien. Una prueba verdaderamente espectacular donde el Hyundai Kona Eléctrico sorprende en todos los sentidos. La unidad de pruebas era la más potente de la gama Kona EV, la que monta una batería de mayor capacidad que le permite ofrecer una autonomía de 449 kilómetros. Esta versión declara esta gran autonomía en su versión con más potencia que rinde 204 caballos de potencia, aunque existe otra menos capaz con 134 CV y una autonomía de 289 Km. Es dos centímetros más alto y 1,5 más largo que el Kona convencional y sus baterías de polímero de litio van alojadas en el piso de este EV. En esta versión eléctrica destaca en su imagen su rejilla frontal tapada, al no necesitar refrigeración de motor térmico alguno. Mantiene la doble óptica delantera y luces de LED en posición superior y los faros debajo. Tiene presencia el puerto de carga, con sus dos terminales, uno para carga lenta de tipo Mennekes y otro para rápida, tipo Combo. El paragolpes es diferente, y a diferencia del Kona normal, la versión eléctrica tiene dos entradas de aire laterales cuya función es reducir las turbulencias a la altura del paso de rueda. Otra de sus diferencias que llama la atención a nivel estético son las llantas de diecisiete pulgadas de diseño muy futurista y aerodinámico, tampoco aparecen escapes en el paragolpes trasero, este también de diseño distinto y exclusivo en la versión eléctrica.

INTERIOR.

El espacio es prácticamente igual que en el Kona convencional. Las baterías solo hacen que estén un poco más elevadas, pero la anchura y distancia entre filas sigue siendo muy buena. El maletero ofrece 322 litros de carga, por 361 del Kona normal. El Kona EV cuenta con una habitabilidad sobresaliente. En esta versión no hay palanca de cambios. En su lugar aparecen unos botones con los que se activa la directa, marcha atrás o la posición de parada. Es un sistema tipo by Wire, electrónico. Debajo de esta botonera se encuentra un gran hueco para depositar objetos y un hueco para el sistema de recarga inalámbrica del móvil. El Kona EV dispone de una pantalla central, tipo táctil y con botones laterales de acceso directo a las opciones con las que se maneja el sistema de infoentretenmiento. En esta versión se añade un nuevo menú, el EV que ofrece todo tipo de información sobre el estado de la carga de las baterías, la autonomía disponible, el consumo de energía en tiempo real de los diferentes dispositivos del coche, el tipo de cargador que esta conectado al cable de recarga, etc. Cambian, también, en esta versión los gráficos del cuadro de instrumentos, que sustituyen al cuentarrevoluciones por dos gráficos de control de consumo de energía o la que se va regenerando, imprescindibles en este modelo. Uno en la parte derecha que indica la carga de las baterías. La información digital se completa con un Head-up Display que muestra los datos básicos mientras se conduce. Un dato reseñable para la conducción en ciclo urbano es su autonomía, según homologación WLTP, siendo de seiscientos km. Si una persona hace una media de cincuenta km diarios, solo deberá cargar las baterías una vez cada dos semanas. 

PRUEBA DINAMICA.

Su comportamiento al conducirlo sorprende por su comodidad, aceleración y respuesta, aun siendo un poco más alto que el Kona convencional. Momentos antes del inicio de la  ruta elegida para la prueba dinámica, al accionar el botón de arranque, hay que estar muy atentos y asegurarse de que el Kona EV está arrancado. El silencio lo invade todo y da la sensación de estar aun parados. Al pulsar el botón de la directa el Kona se mueve de forma muy suave, sin espacios ni tiempos muertos. En carretera solo se siente el aire exterior y muy levemente gracias a la buena aerodinámica de que dispone. Accionado el modo sport, todo cambia. Su aceleración es fulgurante e inmediata y la velocidad punta aumenta sumida en, casi, un silencio que impresiona. Del mismo modo que la aceleración al instante de que dispone el Hyundai Kona EV. Como si una de las mejores películas de la historia cinematográfica y a la orden del director. Conducir el Kona EV es ser el protagonista de la famosa frase: “silencio, se rueda