Denuncian que CHG discrimina al olivar de Jaén al reducir la dotación de los riegos extraordinarios

0
391
Publicidad

JAÉN.- La Asociación Provincial de Regantes del Olivar (APROJAÉN) y la Asociación de Regantes de Andalucía (AREDA) aseguran que, vistos los acuerdos de la Comisión de Desembalses de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir celebrada esta semana, los regantes y el olivar de Jaén siguen discriminados. Agustín Rodríguez, vicepresidente de APROJAEN-AREDA y José Carrillo, secretario de APROJAÉN, han denunciado en rueda de prensa que se reducen las dotaciones de riego extraordinario para el olivar de Jaén, no se anticipan los riegos cuando hace falta el agua por la falta de lluvia y que no se abren los procedimientos de regularización del regadío.

“No vamos a aceptar las decisiones de la Confederación Hidrográfica Guadalquivir aprobadas en la Comisión de Desembalse, vamos a seguir peleando. Lo primero que vamos a hacer es convocar una Asamblea General de nuestra asociación para determinar los próximos pasos a dar. Si, cuando lleguen las autorizaciones de riegos extraordinarios, hay recortes en la dotación y se deniegan hectáreas como el año pasado, no nos quedará más remedio que volver a sacar a miles de regantes a la calle”, explica Agustín Rodríguez.

En este sentido, denuncia que la CHG sigue discriminando al olivar jiennense, ya que la dotación para el riego extraordinario del olivar en esta campaña es menor que el que se venía concediendo en años anteriores. “La dotación de riegos extraordinarios se ha dejado en 45 hectómetros cúbicos en lugar de los 50 que se daban en campañas anteriores, y los riegos extraordinarios del olivar, que están en la provincia de Jaén en su mayoría se recortan, pasando de 1.500 a 1.350 metros cúbicos por hectárea. Y todo ello con un desembalse aprobado para el Sistema de Regulación General toda la cuenca de 1.260 hectómetros cúbicos, superior al de campañas anteriores”, señala.

Agustín Rodríguez reclama a la CHG que explique por qué si hay una dotación de riego normal para toda la cuenca, se reduce precisamente el regadío del olivar en los riegos extraordinarios. “Se le ha olvidado que la dotación del olivar es neta y muy justa, la más baja de un cultivo en la cuenca, así que no debería ser el sitio por el que recortar”, sostiene. También ha recordado que la exitosa manifestación del pasado 15 de marzo en Jaén se organizó para que se autorizaran los riegos de forma inmediata mientras llegan las resoluciones de los riegos extraordinarios, algo que sigue sin suceder. “Esperábamos que la Comisión de Desembalses del pasado martes hubiera aprobado que se pudiera comenzar a regar desde ya, es el segundo motivo de discriminación hacia el olivar de Jaén”, asegura. En este sentido, ha calificado la actuación de la Confederación Hidrográfica Guadalquivir en esta Comisión como “improvisada”, pues en el orden del día no figuraban propuestas para la campaña de riego para fijar los volúmenes a desembalsar y dotaciones del conjunto de riegos y cultivos, algo que siempre se recoge en el orden del día en años anteriores. Además, Rodríguez critica que, con la escasez de lluvias de esta campaña, la comisión se haya celebrado en abril, mientras que el año pasado se celebró una en febrero y otra en marzo. “Esta comisión llega tarde para abordar el tema de los riegos extraordinarios sobre todo en los cauces no regulados: ya teníamos que estar regando desde hace un mes porque no está lloviendo y el olivar necesita el agua ya”, manifiesta.

Además, ha criticado que desde el año pasado hayan cambiado las normas para autorizar los riegos extraordinarios, lo que supuso dejar fuera de los mismos a 3.000 hectáreas de olivar “Nadie nos ha respondido a nuestras preguntas sobre si se van a autorizar estas 3.000 hectáreas, denegadas el año pasado y que se venían concediendo anteriormente”.

Por último, ha pedido a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que abra de una vez el proceso de regularización de los riegos extraordinarios. “No entendemos por qué se abrió el proceso de regularización en arroz y olivar en Córdoba y no se produce lo mismo con el olivar de Jaén, es una gran discriminación. Hablamos en total de más de 50.000 hectárea de olivar, de los pozos en la Loma de Úbeda, de las aguas invernales con balsa, de los riegos extraordinarios, de la presa de Siles…”, afirma.