Detenido por incendiar su propio negocio para cobrar el seguro

0
790
Bomberos actuando en la calle Bernabé Soriano Foto: Twitter Bomberos de Jaén
Publicidad

JAÉN-. Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Jaén a un hombre que había denunciado un incendio fortuito en su establecimiento que resultó calcinado totalmente y el arrestado asistido en un centro médico por inhalación de gases tóxicos. Dos de los establecimientos colindantes sufrieron cuantiosos daños debidos al siniestro. El informe de Policía Científica así como las indagaciones de los investigadores, desmentían los hechos denunciados, centrando sus sospechas en la supuesta víctima. 

El detenido relataba en la denuncia interpuesta a finales del pasado año, que cuando se encontraba en el aseo de su negocio comenzó a originarse un incendio en la trastienda. El fuego se había propagado vorazmente por toda la tienda quedando por completo calcinada. Alertados los servicios de emergencias hasta el lugar se habían desplazado efectivos de la Policía Nacional, bomberos y servicios médicos que trasladadaron hacia el hospital a la supuesta víctima. Continuando con su relato, manifestó a los agentes que desconocía la valoración económica de los daños ocasionados y que producto del siniestro se habían producido daños en dos establecimientos adyacentes.

Tenía contratado un seguro y éste le había adelantado parte de la indemnización

Los primeros pasos de la investigación se centraron en el estudio de la inspección técnica ejecutada por agentes de Policía Científica. En el acta elaborada, los especialistas informaban que el incendio había sido provocado intencionadamente, localizando su origen en la trastienda del negocio que el arrestado utilizaba como almacén, detectando tres focos, dos de ellos muy activos, realizando un exhaustivo examen macroscópico de la instalación eléctrica, descartando un calentamiento interno de los conductores, así como la ausencia de signos de cortocircuito, sobrecarga o resistencia en algún punto de contacto, ya que la mencionada instalación tan solo había recibido calor externo. 

Posteriormente, los agentes averiguaron que el detenido había contratado un seguro del que había cobrado adelantado 30.000 euros de los 201.000 euros con los que la compañía tenía que indemnizar a su asegurado por el siniestro.

Cuantiosos daños en otros establecimientos 

En su informe, los investigadores llegaron a la conclusión de que el denunciante, presuntamente había provocado el incendio intencionadamente con el supuesto fin de comunicar el siniestro a su compañía aseguradora de la que ya había cobrado 30.000 euros. En su denuncia, la supuesta víctima había manifestado que no había nadie más que él en el local y que éste se encontraba cerrado con llave, por lo que se cerraba la posibilidad de que nadie ajeno hubiese entrado el interior, llegar hasta la trastienda y provocar el incendio en tres puntos distintos y separados del habitáculo, esto y el contundente informe de Policía Científica, centraron sus sospechas en el denunciante.

Por otra parte, los agentes encargados de la investigación se entrevistaron con los gerentes de dos establecimientos colindantes con el fin de cuantificar los daños ocasionados; uno que superaba 130.000 euros y el segundo 45.000 euros.

El arrestado fue puesto a disposición de la autoridad judicial, así como los gastos derivados de la investigación que supuso el empleo de recursos humanos, técnicos y materiales, siendo distraídos de las funciones de prevención y represión del delito, misiones éstas encomendadas a la Policía Nacional, generando un perjuicio a los ciudadanos y a la Administración Pública al tratarse de una denuncia falsa.