Publicidad

PROVINCIA.- Torredonjimeno se une al manifiesto del Día Internacional de la Visibilidad Trans, que se celebra el 31 de marzo, con una lectura del mismo que ha tenido lugar esta mañana en el consistorio tosiriano. En ella, además de la Concejalía de Participación Ciudadana, han participado las asociaciones Chrysallis y Plataforma Tosiriana por la Coeducación, poniendo voz a las palabras que defienden la igualdad para con todas las personas por encima de prejuicios tan marcados como el que lleva a la discriminación por razones de género.

El manifiesto defiende, en pro de ello, que “no necesitamos que nos interpelen desde la más absoluta ignorancia, ni que nos den lecciones instaladas en el prejuicio, que nos vendan por “verdad” lo que es “doctrina”. Etiquetas que se acomodan a existencias domadas no pueden explicar nuestras vivencias, tampoco estudios contaminados desde sus premisas, ni construcciones de teorías patologicistas”.

También reserva un espacio para hacer examen de los diferentes tratamientos mediáticos por parte de periodistas, alegando que “el papel de los medios que, con la condescendencia de quien se cree por encima,desprecian argumentos fiables porque creen que su audiencia no puede entender algo “tan complicado”. Mejor promover la ignorancia y remover el dolor, fomentando los mitos de los cuerpos equivocados, los sexos biológicos, repitiendo por morbo los nombres que duelen y no representan, comprando el drama y despreciando la felicidad, que no vende. Malgeneriznado por no querer entender la importancia de respetar la identidad.

Por último, invita a una reflexión sobre el desfasado papel que en la lucha ejercen tanto la propia política y como el poder judicial. “La política que lleva sus destiempos desgastando las paciencias con legislaciones autonómicas arrancadas a bocados, muchas veces sin desarrollar, y las estatales aplazadas (…). El poder judicial que no responde, un Tribunal Constitucional que considera prioritaria la identidad, siempre que sea territorial. Si es la sexual y de un menor, por él puede esperar. Registros Civiles que desoyen las instrucciones de sus superiores, porque pueden”, concluye el manifiesto.