Victoria clave con un triunfo de categoría en Zaragoza (2-5)

0
235
Publicidad

JAÉN-. Tocaba ponerse el mono de trabajo y sufrir para sacar tres puntos de una pista complicada y el Jaén Paraíso Interior lo hizo con una solvencia digna de elogio. Llegó en Zaragoza la cuarta victoria consecutiva de los amarillos.

El encuentro comenzó con un meticuloso estudio de ambos equipos, que se miraban esperando a que el rival cometiese un fallo sin arriesgarse en exceso a provocarlo. Es cierto que los zaragozanos comenzaron con una presión álgida que acabó propiciando una pérdida de Giasson que Tejel convirtió en el uno a cero.

Fue tomando forma la primera parte en medio de una inmensa igualdad pero, cuando se llegó al minuto siete de juego, Jaén ya se había hecho con el control total del partido, siendo dueño y señor de las ocasiones y del ritmo del juego. Dani Martín se mostraba enchufado y la estrategia dio sus frutos pero tuvieron que esperar los jienenses hasta el último minuto de primer acto para que llegase el gol del empate que tanto estaban mereciendo.

Tejel dejó a su equipo con uno menos al ver la segunda tarjeta amarilla y esa superioridad la aprovechó nuestro capitán para anotar el uno a uno. Se fue el encuentro al descanso con ese marcador y con las espadas por todo lo alto.

Tras la vuelta de vestuarios se pudo ver a un Jaén Paraíso Interior FS reafirmado en su idea de ganar el partido a través de buen fútbol sala. Se ganó en facilidad a la hora se sacar la pelota jugada y poco a poco el protagonismo jaenero fue más cercano a la portería de Iván, quien por otro lado fue el único responsable de que su equipo no fuese por debajo en el marcador en la primera parte.

No pudo sin embargo evitar el cancerbero de los zaragozanos que Carlitos siga en su idilio con el gol. Otra vez el gaditano resultó decisivo aunque esta vez lo consiguió con un gol con la diestra y en contragolpe. Exquisita su definición por abajo para hacer el segundo. No duró en exceso esa alegría porque volvió a empatar Nano en un punterazo a bocajarro ante el que nada pudo hacer Espíndola pero nuevo caería en el mismo error Zaragoza.

Retamar se autoexpulsó al ver la segunda amarilla por encararse con Michel y esa superioridad la solventó Dani Martín en el segundo palo. A cinco minutos para el final sacó el portero-jugador el cuadro maño pero este solo sirvió para que Michel encontrase el premio al gran encuentro que estaba haciendo. Un doblete logró el mengibareño para confirmar la cuarta victoria consecutiva del equipo.