UPA pide a la Junta que sea beligerante en la lucha contra la venta a pérdidas del aceite de oliva

0
226
cof
Publicidad

JAÉN.- Mayor beligerancia contra la venta a pérdidas del aceite de oliva. El secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, ha aprovechado la celebración del Consejo Andaluz del Olivar para pedirle a la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, un mayor compromiso de la Junta de Andalucía, del que ha tenido hasta el momento, en la persecución administrativa de las prácticas desleales de la gran distribución. Y lo ha hecho en el marco de una reunión que consideramos clave para buscar soluciones a la crítica situación de caída de precios del aceite de oliva en origen y que atiende a la petición realizada a la Consejería la semana pasada, lo cual agradecemos. Pero, además, Cristóbal Cano ha reclamado una reunión con las Entidades Asociativas Prioritarias para analizar la situación del mercado al objeto de revertir el constante descenso del precio.

Cristóbal Cano ha explicado que el sector olivarero atraviesa por una injustificable caída de precios del aceite en origen, por lo que considera prioritario que la Junta persiga al máximo la venta a pérdidas. “UPA ha venido denunciando constantemente las prácticas abusivas de la gran distribución sin que hayamos percibido una implicación total de la Junta. Hemos visto, una y otra vez, cómo denunciábamos esas ofertas agresivas, y la Dirección General de Comercio, que es la competente para abrir expedientes, investigarlos y sancionarlos no se implicaba como debería haberlo hecho. Hasta ahora no se ha hecho nada, no hemos tenido una respuesta contundente a las numerosas denuncias presentadas porque, lamentablemente, la Junta no ha sido lo beligerante que debía. Ahora esperamos que, en esta nueva etapa, se sancione de una forma drástica y proporcional al daño que se causa”, concreta el secretario general de UPA Jaén.

Otras de las medidas que hemos reclamado en el Consejo Andaluz del Olivar tienen ámbito europeo y nacional. “A nivel de la UE tenemos que trabajar para que en el próximo marco comunitario se establezcan mecanismos de autorregulación de forma obligatoria, que sea posible la extensión de norma, no como hasta ahora que es voluntario. Igualmente, le pedimos al COI una mayor transparencia en cuanto a los datos de producción en países no europeos. Y con respecto al Gobierno central, tenemos una herramienta muy buena, como es la Ley de la Cadena Alimentaria, que a la vista de lo que está pasando no cumple el objetivo por el que se creó, ya que sigue habiendo desequilibrios entre los actores que la conforman. Es necesario que se modifique la Ley para que prohíba la venta a pérdidas”, explica Cristóbal Cano.

Por último, el secretario general de UPA Jaén ha hecho un llamamiento a la responsabilidad del propio sector olivarero. “Tenemos que seguir haciendo nuestros deberes. Entendemos que la concentración es una buena opción, pero no la única. Las estructuras existentes tienen que trabajar por el interés general de su base social, que son los agricultores, para que tengan unos precios justos. Pero también debemos poner encima de la mesa otras apuestas, como la diferenciación, sobre todo en zonas con altos costes y que producen un aceite de calidad gracias a sus prácticas sostenibles y medioambientales que debe tener el máximo valor añadido. Y, por supuesto, no podemos perder nunca de vista el contexto global en el que vivimos, con una campaña con menos aceite a nivel internacional que el año pasado.

El aumento de producción que tenemos en España no compensa la caída en el resto del mundo, mientras que el consumo sigue creciendo. Tenemos la suerte de producir un alimento natural y beneficioso para la salud como el aceite de oliva y eso debemos defenderlo y ponerlo en valor”, concluye el secretario general de UPA Jaén.