Alerta por la aparición de la procesionaria en las calles de Jaén

0
834
Publicidad

JAÉN.- Las altas temperaturas de las últimas semanas ha provocado la aparición temprana de la oruga procesionaria. Que si bien parece inofensiva es en algunos casos letal con los perros,  si son ingeridas por estos. Este insecto se ha detectado en gran parte de los barrios de la capital y sus nidos son vivibles en numerosos pinos de la ciudad, desde el polígono El Valle hasta las Fuentezuelas pasando por la Salobreja. Un grave problema para los canes con lo que los dueños deberán tener especial precaución.

Y es que si son visibles por las calles algunas de ellas, más lo serán en unos días, en cuanto bajen de los árboles favorecida por el calor poco habitual hasta estas fechas. Y es que algunas copas de los árboles están plagadas de los nidos donde donde crían a sus larvas, y después, descendiendo por los tronco hasta verse caminado en el suelo. Estas orugas son altamente peligrosas porque su cuerpo está cubierto de pelos revestidos de veneno en su fase larvaria que pueden causar urticarias y alergias también a los niños.

Algunos jiennense han tomado remedios caseras para evitar que estos insectos bajen al suelo donde son potencialmente peligrosos, como por ejemplo, atar garrafas de agua vacías partidas por la mitad para evitar que a través del tronco lleguen hasta la base de los árboles. Pero es con un tratamiento a largo plazo cómo se puede solucionar un problema que con la llegada de la primavera se hará más intenso para las mascotas.