Publicidad

JAÉN.- Padres del colegio de Infantil y Primaria Martín Noguera de la capital han pedido apoyo al PSOE para reclamar al Ayuntamiento el arreglo de los desperfectos que sufre el centro, largamente demandados. A pesar de tener problemas evidentes con las humedades y con los equipamientos, el centro ha quedado excluido del Plan de Arreglos del que solo se han beneficiado siete centros de la veintena que hay y que además han quedado en algunos casos disconformes con el trabajo hecho. Del mismo modo, han solicitado que la Policía regule el acceso al centro todos los días del curso y no de forma intermitente como se hace ahora. Las instalaciones están en la carretera de la Fuente de la Peña, que registra un flujo de tráfico de gran calado, especialmente en horas punta.

El candidato socialista a la Alcaldía, Julio Millán, ha visitado hoy a los padres junto con concejales del grupo municipal del PSOE. Los padres han señalado que el trabajo del Ayuntamiento en el mantenimiento del centro deja que desear, limitándose tras la denuncia pública que hicieron a la reposición del vallado perimetral del centro que se había venido abajo y que se acometió ante el evidente riesgo de caída de los niños.

En este sentido, la concejala María Isabel Lorite señala que los padres se quejan de que el gimnasio sigue en mal estado, las cubiertas no se han arreglado y las goteras persisten en esta instalación y en algunas aulas. Asimismo han explicado que las aulas de Infantil cuentan con sanitarios no adaptados en tamaño, con lo que para que los más pequeños puedan usar los wc es necesario servirse de taburetes.

Del mismo modo, Lorite explica que los padres pidieron que el PSOE volviera a reclamar en el pleno de ayer la presencia de un efectivo de la Policía Local regulando el paso hacia el colegio por la carretera de la Fuente de la Peña en las horas de entrada y salida escolar. “La velocidad de circulación, el paso de vehículos de gran tamaño como camiones y autobuses y el hecho de que el trazado de la carretera en la parte de acceso al centro sea de poca visibilidad preocupa a la comunidad escolar del Martín Noguera y por eso debería preocuparle también al alcalde, Javier Márquez. Los padres necesitan la seguridad de que unos minutos al día tienen el apoyo de un policía local. Para ellos no es suficiente que haya un semáforo regulado con un pulsador porque a veces hay conductores que reaccionan tarde, se lo saltan y el riesgo es evidente”.