Publicidad

JAÉN.- La despoblación y el futuro de los jóvenes jiennenses han sido los temas que han centrado la segunda ronda de mesas de debate de la Convención provincial del PP de Jaén. “Llevamos meses escuchando hablar de la despoblación como un problema cada vez mayor. Todas las administraciones públicas parecen centrar más el foco en esta cuestión que a menudo ha pasado desapercibida”, ha manifestado Francisco Miralles, alcalde de Villacarrillo y moderador de la mesa de debate ‘Despoblación. Qué hacer desde la administración local”.

Para el PP de Jaén “la despoblación es y será una cuestión clave que no podemos seguir dando de lado y que será fundamental para el proyecto de futuro en nuestras ciudades”. La despoblación es un movimiento demográfico que lógicamente ha existido siempre. Aun así, el desplazamiento de población de las zonas rurales a las urbanas se ha convertido en una tónica que se ha agudizado en los últimos años. “Y desde luego los datos no son nada halagüeños pues el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) y del Instituto de Estadística de Andalucía (IEA), “sitúan a la provincia de Jaén como la que más población perderá de toda Andalucía hasta 2040 con una dramática caída del 16,1 por ciento de habitantes”, en tanto en cuanto crecerán las demás provincias. A ello ha sumado el descenso previsto del 22,7 por ciento de habitantes en edad de trabajar, lo que “significará la pérdida de 96.560 personas y debido a la falta de oportunidades”.

“A pesar de todo ello, la peor parte de estos datos se la llevan las comarcas de Cazorla, Segura, Las Villas y Mágina donde la pérdida de población será más acuciante”, ha lamentado Miralles. Las causas de este hecho son el envejecimiento, la falta de oportunidades y la baja natalidad son las tres razones principales del desequilibro demográfico que sufre la provincia. Para analizar esta situación, la mesa de debate ha contado con la participación de la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén y ex alcaldesa de Torredonjimeno, Maribel Lozano, los alcaldes de Siles, Santa Elena y Garcíez, Javier Bermúdez, Juan Caminero y David Prieto, y los candidatos de Torres y Cazorla, Roberto Moreno y María José Lara.

Sin duda, la despoblación está siendo causada por el abandono de los más jóvenes de sus pueblos hacia las grandes ciudades e incluso fuera de Andalucía en busca de oportunidades laborales. Por eso otra de las mesas de debate ha estado centrada en ellos, en los jóvenes de Jaén y su futuro. La presidenta de NNGG del Partido Popular de Jaén, Ana González, ha centrado su exposición en su preocupación por hacer de Nuevas Generaciones un referente para los jóvenes de la provincia, hacer del PP un partido atractivo para la juventud y, sobre todo, eliminar aquellos tópicos y mitos vinculados a los jóvenes y, especialmente, a los jóvenes del Partido Popular.

El diputado autonómico Erik Domínguez, los concejales de Torredominjimeno y Los Villares, Isabel Navarro y María Elena Gutiérrez respectivamente, el presidente local de Alcalá la Real, Juanma Marchal, el presidente de NNGG Linares, Martín de la Torre y el joven candidato a la alcaldía de Villarrodrigo, Antonio Hurtado han sido los encargados de dar su visión sobre la realidad de los jóvenes en la provincia, sus miedos y retos, y cómo “podemos ser útiles a la sociedad”, ha manifestado González.

En este sentido, la presidenta provincial de  NNGG Jaén ha aseverado que “siempre he pensado que, si quieres cambiar las cosas tienes que estar dentro”, porque el partido popular es un partido que ha luchado por grandes problemas en España, como “la lucha contra ETA, problemas sociales, económicos y también los problemas internos de nuestro partido, y lo ha hecho de la mejor manera Además es un partido en el que tienen cabida todas las personas”. Cada joven es un mundo, o bien su preocupación por la universidad, por su FP o buscar un futuro laboral esperanzador y que de estabilidad hace que muchos jóvenes no quieran adquirir una responsabilidad por no estar a la altura de lo que la sociedad quiera de nosotros. El miedo al fracaso es uno de los mayores miedos que hoy en día podemos encontrar entre los jóvenes de nuestra sociedad.

González ha incidido en que los jóvenes “nos encontramos con problemas tan básicos a la hora de acceder al mercado laboral como son la formación académica adquirida, debido a no tener un sistema educativo que perdure en el tiempo”. En esta línea ha señalado que habría que fomentar la Formación Profesional como pilar básico de la educación, potenciando así la FP Dual. Asimismo hay que ofrecer más ayudas a los jóvenes emprendedores “porque el coste de los primeros años a la hora de abrir un negocio propio es demasiado elevado y, por tanto, desmotivador para los jóvenes”.