Mercedes GLA. De la tierra a las estrellas

0
181
Publicidad

JAÉN.- El compacto de Mercedes aparece en la tierra para llegar hasta las estrellas que mas brillo reflejan en el firmamento de las carreteras. El GLA comparte plataforma y diseño interior con el nuevo Clase A y el monovolumen Clase B. Un detalle destacado esta en le volumen de carga con unos valiosos 421 litros, algo que le hace ser una opción muy versátil para los que buscan un coche para todos los días y para recorrer muchos kilómetros disfrutando del SUV alemán. Su atractivo diseño, potencial tecnológico, un equipamiento en materia de seguridad y lo equilibrado del conjunto ha sido motivos mas que suficientes para subirse al nuevo GLA y probar  afondo la unidad cedida por Jadisa, concesionario oficial Mercedes a HoraJaen Motor&Sport y comprobar sus bondades y comportamiento, algo que trasmitido un mar de sensaciones. La actual generación del Mercedes GLA es un restyling del modelo presentado en 2017 con el que la marca pretende mantener fresca la imagen del coche en la segunda mitad de su ciclo de vida. El fabricante aprovecha esta revisión para introducir novedades en motorizaciones y equipamiento.

ESTÉTICA Y DISEÑO

Su estética es la del Clase A de ultima generación pero con un guiño aventurero y de carácter off-road. Sus líneas fluyen y dibujan el dinamismo del compacto con aire deportivo. Su altura al suelo le da una mayor robustez y sensación de seguridad. Su mayor altura total añade mas espacio interior, en especial para las plazas traseras y volumen de maletero, otorgando al GLA la categoría de familiar compacto con absolutas posibilidades para transportar pasajeros y equipaje sin problemas de espacio y comodidad. En el interior todo es igual al nuevo Clase A, con la característica pantalla flotante. Un detalle, de los variados que aparecen, es la palanca de cambios en las versiones automáticas como un satélite a la derecha del volante y que goza de discreción, tanta que hay que observar su ubicación para el manejo. Las calidades de los materiales son los correctos, y el coche transmite una buena solidez general.

MOTORIZACIONES

El rango de motorizaciones del Mercedes GLA se compone de dos motores diesel y cuatro de gasolina. En la gama diesel se oferta el modelo 200d, motorización básica con 136 caballos, y el GLA 220d con 177 CV. Ambos comparten el mismo bloque y el mismo consumo homologado. En los gasolina, la oferta cuenta on cuatro motorizaciones entre 122 y 381 caballos de potencia. El GLA 180 es la versión básica con 122 CV, al que le sigue el 200 con 156 CV y el GLA 4Matic, con cambio automático, tracción permanente a las cuatro ruedas y 211 caballos de fuerza, cerrando la gama de este combustible. Por encima de estos modelos y sus propulsores y como tope de gama esta la versión súper deportiva, el Mercedes GLA AMG 45 4Matic y tracción integral que oferta una potencia  de 381 CV. Esta versión esta orientada a los mas puristas deportivos y no da concesiones al confort, solo a la deportividad.

DINAMISMO Y CONCLUSIONES

Hechas las oportunas presentaciones del Mercedes GLA, Jadisa hacia entrega de una de las unidades del modelo, en concreto la versión 200d con 136 caballos de potencia y trasmisión automática de doble embrague y siete relaciones de cambio para llevar a cabo el Test dinámico  y someter al GLA a una prueba de conducción llevada a cabo por HoraJaen. La unidad de pruebas, además de estar equipada con todos los sofisticados elementos tecnológicos, de infocomunicacion y seguridad, contaba con el paquete AMG, añadiendo mayor deportividad y estética al conjunto. Una de las mayores sorpresas, de las muchas experimentadas en el test, fue el consumo. Sin duda un buen punto a su favor al que se une el excelente comportamiento dinámico y las reacciones estables en cualquier tipo de trazado. El espíritu de este SUV compacto goza de deportividad sin renunciar a la comodidad, un compromiso difícil que el modelo alemán solventa con nota alta. El interior, amplio, cuenta con diferentes posibilidades para buscar la mejor posición de “pilotaje” con unos asientos, duros, cómodos y envolventes. El volante, ergonómico, de buen tacto y con un diseño deportivo permite maniobrar y tener el control en todo momento alojando las levas del cambio automático de siete velocidades y de suave, rápido y progresivo funcionamiento.

136 CABALLOS QUE PARECEN MAS

El motor diesel de cuatro cilindros y 2.1 litros de cilindrada declara 136 caballos de potencia entre 3.200 y 4.000 revoluciones por minuto con 300 Nm de par motor entre 1.400 y 3.000 rpm. Su sonido, algo bronco en frió, se suaviza en la conducción. Al pasar de dos mil revoluciones se transforma en puro vigor y mueve con agilidad la tonelada y media de peso del GLA contando con potencia suficiente para llevar  acabo una conducción algo mas deportiva y transmitiendo una rápida aceleraron impropia de un diesel ayudando el cambio automático de doble embrague 7G-DCT de buen escalonado, suave y progresivo. El comportamiento es increíblemente eficaz en carreteras convencionales y de doble sentido y aparece el ADN AMG y de la Formula Uno  cuando el recorrido se torna sinuoso y exigente para el conductor y el compacto de Mercedes. Su filosofía SUV se olvida al conducirlo sorprendiendo en todo momento por lo equilibrado, rápido, seguro y eficaz en todo tipo de terreno sin olvidar su idea de compacto familiar “ apto para todo”, contando con una confianza plena y en todo momento al conducirlo, algo que favorece al tener una dirección precisa y no muy asistida que acerca al conductor a las sensaciones directas al pilotarlo y le hace realmente cómodo cuando la idea es viajar desde la tierra hasta las estrellas mas lejanas y de mayor brillo.