Vecinos de Deán Mazas piden un acceso a sus cocheras desde Roldán y Marín

0
378
Calle Cronista Cazabán. FOTO: HoraJaén
Publicidad

JAÉN.- Ante el anuncio del Ayuntamiento de que pospone, hasta después de Semana Santa, las obras del paso subterráneo en Roldán y Marín, los vecinos del entorno de Dean Mazas insisten al Ayuntamiento a que les faculte a acceder a sus propiedades por la carretera existente en calles Roldán y Marín, plaza de la Constitución y lateral de Cronista Cazabán. «Puesto que ello no afecta a la peatonalización ni perjudica a nadie, sino que más bien beneficia descargar de tráfico otras zonas saturadas, así como volver a recuperar la peatonalidad de la plaza del Pósito», manifiestan desde el colectivo vecinal que aglutina a las comunidades de vecinos de los edificios «El León», «La Económica», «Cervantes», «Valderrama», el hotel Xauen y la residencia de mayores La Inmaculada.

Todos ellos se sienten desatendidos porque el Alcalde no los recibe para escucharlos y por cuanto que el Ayuntamiento no les considera como «residentes» para circular por su zona de residencia, donde tienen cocheras en propiedad, algo inaudito para todos estos vecinos y puesto que en todas las ciudades donde se peatonaliza sí se permite el paso de quienes tienen sus cocheras en el área. Aluden a que el cambio de acceso se tomó de la noche a la mañana por la obra que se acaba de aplazar y que, incluso, ni siquiera el Ayuntamiento mandó actualizaciones de acceso a empresas de GPS como Google maps o Hero Maps (responsable de los navegadores de 27 marcas de automóviles), lo que hace que quienes acuden, por ejemplo, al hotel Xauen, se vean imposibilitados en acceder, lo que está provocando graves pérdidas al establecimmiento porque ningún GPS conduce a Deán Mazas «porque desde un sitio y desde el otro los lleva a direcciones prohibidas por las contradicciones del Ayuntamiento y cambios sin avisar en unos meses».

La petición de todos estos vecinos no es nueva y sólo piden que el alcalde retire los macetones que ha colocado en el acceso a sus propiedades desde plaza de la Constitución,y vuelva la situación a como estaba antes de la obra de Deán Mazas y puesto que el tránsito de vehículos a las cocheras de esos edificios y el hotel y de la residencia nunca supuso problema alguno en la zona. De hecho, resaltan que el nuevo acceso que se les ha dado por el Pósito les supone dar una vuelta de casi dos kilómetros, estar atascados y, a veces, no poder ni acceder a sus cocheras.