Publicidad

PROVINCIA.- Esta mañana en Torredonjimeno se ha presentado el nuevo ecoparque que dará más vida a la ciudad en pro de trabajar por el reciclaje. Se trata de una promesa del actual equipo de gobierno municipal, vertebrada por la Concejalía de Medio Ambiente, desde donde se celebra “el alto nivel de reciclaje de los tosirianos” y desde donde también se analiza, por otra parte, la necesidad de terminar con los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAE) cuya recogida muchas veces es insuficiente a pesar de tener destinado para ello un furgón y varios operarios.

Con objeto de evitar esa acumulación de residuos difícilmente reciclables aparece la posibilidad de trabajar con una empresa granadina homologada, Ecoruycan, que se compromete a eliminar todos los documentos del Ayuntamiento siempre en función de lo estipulado en la Ley Oficial de Protección de Datos (LOPD). De ahí surgió la propuesta de crear y plantar un Ecoparque en la ciudad tosiriana, propuesta que se ha recibido con los brazos abiertos. Este nuevo proyecto ha sido presentado esta mañana en el consistorio por el alcalde de Torredonjimeno, Manuel Anguita; el teniente de alcalde, Juan Ortega y Juan Gabriel Susi y José Andrés Ruiz, gerentes en Jaén y Torredonjimeno de Ecoruycan respectivamente.

La ahora desaparecida Consejería de Medioambiente tenía previsto adjudicar a Torredonjimeno un punto limpio, pero su construcción tardará entre cuatro y cinco meses, por lo que, en ese trascurso de tiempo, la empresa Ecoruycan pone a disposición de ciudadanos y empresas su nueva nave situada en el Polígono Mirabueno, en calle Nicaragua número 5, donde esperan recoger todos los residuos acumulados en casa y las oficinas. El horario de apertura es el siguiente: lunes, martes, jueves y viernes de 10:00 a 14:00 horas y miércoles de 15:30 a 19:30 horas. En un futuro, esta actividad generará la creación de entre tres y cinco puestos de trabajo. Desde el cierre de la fábrica de cemento en 2008, ninguna otra empresa había llegado al municipio con visos de hacerlo prosperar a través de acuerdos municipales, por lo que la llegada de Ecoruycan se celebra con creces, en un intento, de una parte, por seguir alentando al reciclaje y, por otra, de conservar el patrimonio natural propio de la ciudad tosiriana.