Desmantelado un invernadero de marihuana en la Estación de Linares-Baeza

0
441
Publicidad

JAÉN.- La Policía Nacional ha desmantelado en un domicilio de La Estación Linares-Baeza un invernadero de plantas de marihuana. La vivienda disponía de una serie de pequeñas cámaras de seguridad que vigilaban la entrada de la vivienda, sus alrededores y la vía pública en ambas direcciones. La “Operación Diablo” se ha saldado con la realización del registro domiciliario donde se encontraba el invernadero, dos jóvenes detenidos que fueron ingresados en prisión, así como la incautación de 140 plantas de cannabis sativa, 220 gramos de cogollos de marihuana secos y listos para su distribución, un equipo de video-vigilancia, básculas de precisión, lámparas halógenas, fertilizantes, conducciones de riego interior y aparatos de aire acondicionado

Fruto de los controles que el Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares tiene establecidos en la ciudad, los investigadores habían detectado la posible existencia de un invernadero de plantas de marihuana que estaba ubicado en un domicilio de la calle Travesía del Llano de la localidad de La Estación de Linares-Baeza, estableciendo diferentes observaciones y vigilancias, prácticamente las 24 horas del día a pesar de la complejidad de la calle donde se encontraba la vivienda.

Después de dos semanas de vigilancias y controles, con la autorización judicial se realizó una entrada y registro del domicilio, sorprendiendo a los arrestados que en ese momento se encontraban realizando labores de preparación de las plantas para su posterior distribución, encontrándose la mayor parte de ellas en un estado de maduración perfecto, llamando la atención de los investigadores el complejo circuito cerrado de televisión que habían elaborado con el fin de vigilar las entradas y alrededores de la vivienda. Todo lo que recogían las cámaras de seguridad quedaba grabado en un disco duro para su posterior visionado.

Tras una minuciosa inspección, los agentes detectaron que la compleja instalación estaba alimentada mediante un enganche ilegal de fluido eléctrico.

La “Operación Diablo” se ha saldado con la realización del registro domiciliario donde se encontraba el invernadero, dos jóvenes detenidos que fueron ingresados en prisión, así como la incautación de 140 plantas de cannabis sativa, 220 gramos de cogollos de marihuana secos y listos para su distribución, un equipo de video-vigilancia compuesto por cuatro cámaras de seguridad, un disco duro y un monitor, básculas de precisión, lámparas halógenas, fertilizantes, conducciones de riego interior y aparatos de aire acondicionado.