Publicidad

JAÉN-. El Rector de la Universidad de Jaén (UJA), Juan Gómez Ortega, presidió el acto de descubrimiento de la placa que preside el seminario D2-318 del edificio D 2 del Campus Las Lagunillas y que desde hoy lleva por nombre ‘Geógrafo Eduardo Araque Jiménez’, en recuerdo a la figura del investigador del Departamento de Antropología, Geografía e Historia, fallecido el pasado mes de mayo.

El Rector estuvo acompañado el director del Departamento de Antropología, Geografía e Historia de la UJA, José Domingo Sánchez Martínez, y por los hijos y la esposa de Eduardo Araque. Precisamente, su esposa Amparo Martínez del Barrio, fue la encargada de descubrir la placa.

El Rector recordó que Eduardo Araque era una persona “muy querida” en la Universidad de Jaén, tanto por su carácter profesional, como por el personal, “y creo que la vida ha sido injusta, porque se lo ha llevado más pronto de lo que le correspondía”. Juan Gómez subrayó trabajo investigador y divulgativo, ya que “fue uno de los precursores, de los primeros que apoyó el proyecto de divulgación de la Universidad”.

En acuerdo del Consejo de Gobierno del 5 de diciembre de 2018, se aprobó por unanimidad la designación del Seminario del Departamento de Antropología, Geografía e Historia, como ‘Seminario Geógrafo Eduardo Araque’, a propuesta de Área de Análisis Geográfico Regional del dicho departamento. 

En este sentido, José Domingo Sánchez explicó que los miembros del departamento consideraron adecuado dejar de forma permanente una muestra de reconocimiento hacia Eduardo Araque, “teniendo en cuenta su conocida valía profesional como docente e investigador, la fuerte implicación que mantuvo en el asentamiento de la disciplina geográfica en nuestra Universidad y sus ascendencia personal sobre el resto del profesorado, al igual que sobre el alumnado que ha disfrutado de su magisterio”.

Asimismo, Sánchez explicó que, aparte de este seminario, se va a poner en marcha otro de Geografía Rural, que lleva el nombre de Eduardo Araque, “no tangible, intelectual, que estará dedicado a la investigación y que nos permitirá hacer algo que él apreciaba mucho, que hizo muy bien, y que fue el llegar a los jóvenes”. Para ello, se están diseñando acciones, “que nos permita salir al campo, aprender en el territorio y que nos ilusionemos en trabajos en los que él hubiera disfrutado”.

El hijo de Eduardo Araque, Miguel Ángel Araque Martínez, también dedicó unas palabras de agradecimiento a los compañeros de su padre y al Rector, como responsable de la institución, por el reconocimiento a su padre. Al acto asistieron numerosos amigos y compañeros de Eduardo Araque.