Publicidad

JAÉN.- El Ayuntamiento de Jaén ha informado que agentes de la Policía Local tuvieron que intervenir en un posible quebranto de una orden de alejamiento, tras recibir una llamada de una trabajadora de un establecimiento hostelero.

En concreto, esta llamada fue recibida en el servicio de la sala 091 comunicando que una mujer y su hija se habían encerrado en el aseo de la cafetería Pan&Aceite. Agentes de la Policía Local se personaron en dicho establecimiento donde la mujer, acompañada por su hija, les contó que fue abordada por su expareja cuando se encontraba en la calle Joaquín Tenorio, en las inmediaciones de este bar.

La mujer trasladó a los agentes que tras ser amenazada y coaccionada por éste, y después de intentar quitarle las llaves de su domicilio, decidió meterse en el baño del bar para protegerse junto con su hija. También les informó que su expareja tenía una orden de alejamiento.

En el momento de la llegada de los funcionarios, el hombre se dio a la fuga no pudiendo ser localizado en las inmediaciones.

La mujer se trasladó a las dependencias de la Comisaría Provincial para presentar la correspondiente denuncia.