Publicidad

JAÉN | La Guardia Civil de Andújar (Jaén), tras realizar una inspección en un bazar de la citada localidad, comprobó que se encontraban expuestos para su venta diverso material pirotécnico de la Clase I, careciendo su responsable de autorización administrativa para
realizar esta actividad.

Por este motivo se realizó la aprehensión de un total de 4.750 artificios pirotécnicos, para ser depositados en un lugar autorizado que reúna las condiciones de almacenaje adecuadas y que garanticen la seguridad de estos productos peligrosos altamente inflamables.

Con esta actuación, se pretende garantizar la seguridad e integridad de las personas, así como su venta y uso por las personas y establecimientos que reglamentariamente lo pueden realizar.