Publicidad

JAÉN.- Dieciséis municipios se han acogido a la última convocatoria de ayudas de la Diputación destinada al impulso de proyectos de sostenibilidad y regeneración ambiental, línea a la que se destinarán unos 112.000 euros y que, en su mayor parte, estará dedicada a la recuperación y puesta en valor de zonas verdes y parajes degradados, con proyectos que se ejecutarán a lo largo de este 2019. “Es una convocatoria con la facilitamos actuaciones en materia de regeneración medioambiental, así como favorecer la lucha contra el cambio climático”, destaca el diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Bruno.

En el marco de esta convocatoria, está prevista la ejecución de proyectos de mejora de zonas verdes en Beas de Segura, Bélmez de la Moraleda, Cambil, Lopera, Mancha Real, Marmolejo, Montizón, Peal de Becerro, Pegalajar, Santiago de Calatrava, Torredelcampo y Valdepeñas de Jaén. Ligados directamente a los ecoparques se ejecutarán intervenciones en La Puerta de Segura y Villanueva de la Reina. En el caso de Alcalá la Real, se ha aprobado un proyecto para el Centro de Interpretación de la Naturaleza; y en Castellar, una actuación de mejora de la eficiencia energética en edificios municipales.

Esta línea de ayudas está ligada al programa Regenera, que se orienta preferentemente a los municipios de menos de 20.000 habitantes y con el que la Diputación presta servicios de asesoramiento, colabora en la mejora ambiental urbana y la sostenibilidad de los espacios verdes, y promueve medidas que ayuden a su cuidado y mantenimiento.

En el marco de este programa, Pedro Bruno visitaba recientemente Quesada e Hinojares, donde han concluido una serie de intervenciones en zonas verdes de estos municipios, con mejoras paisajísticas que han incluido, entre otras actuaciones, la plantación de especies vegetales autóctonas dotadas de un sistema eficiente de riego. En el primer caso, un proyecto en el parque Clara Campoamor; y en Hinojares, en una zona ubicada junto al polideportivo.