Publicidad

JAÉN.- La sala de lo Social Nº4 de Jaén, ha dado la razón a CCOO Jaén, reconociendo la nulidad del despido de un vigilante de seguridad por vulneración de derechos fundamentales, condenando a la misma, a la readmisión inmediata del trabajador en las mismas condiciones.

Este trabajador, que viene prestando sus servicios desde el 2016, en la Agencia de Educación de la Junta de Andalucía en Andújar, fue despedido improcedentemente en agosto de 2018 por la empresa Sancoro Seguridad S.L..

Para CCOO, dicho despido era radicalmente nulo por no estar justificada ninguna causa por la empresa, y encubría claramente lesionar un derecho fundamental. El vigilante fue represaliado por sus quejas, que llevo a cabo un mes antes vía Facebook, de la falta de pago, las amenazas, el exceso de horas de los/as vigilantes de la empresa, en este servicio de vigilancia externalizado, a la Sr. Presidenta de Andalucía, Susana Díaz Pacheco, respondiéndole la misma vía correo electrónico de manera inmediata.

CCOO Jaén señala, que este caso de precariedad no es aislado y que en los últimos cuatro años, hemos interpuesto más de un centenar de denuncias ante la inspección de trabajo y los juzgados ante el maltrato laboral que están atravesando los/as vigilantes de seguridad en nuestra provincia.