VÍDEO | “Carta a un amigo motero”

0
2396
Publicidad
Hola Manolo,

Soy Nacho. Te escribo desde lo más profundo de mi corazón, y estoy seguro que hay tantos corazones como el mío que lloran en tu recuerdo.

Querido amigo Manolo, jamás pensé escribir esta carta y menos en unas circunstancias como las q estamos viviendo, que son sin duda de las más  tristes de mi vida.

Se que tú no quieres q escriba una carta triste, y no lo voy a hacer porque tú y yo hemos vivido momentos de tanta alegría y compartido tantas vivencias llenas de ilusión y buenos ratos que sin duda hablar contigo siempre ha sido apasionante y encantador.

Los recuerdos que vienen a mi mente de tantos viajes y rutas que he hecho a tu lado ahora se arremolinan como una tormenta, una violenta tormenta que descarga sentimientos muy difíciles de expresar en palabras, pero que todos llegan a concluir en algo tan humano como es el cariño a una persona inolvidable.

Llega el momento de decir que nos volveremos a ver, que seguiremos hablando de lo difícil que es explicar la pasión que sentimos al montar en moto, pero si que hay algo que ya no va a ser igual sin ti y es precisamente eso, montar en moto, aunque lo seguiré haciendo y en cada ruta, cada viaje y cada cerveza junto a los compañeros el brindis será por ti, querido amigo Manolo.

Bien, voy a ser fiel a mis formas en lo que a la palabra se refiere, y aunque no va a ser una despedida, pero quiero decirte aquello que siempre te resultó agradable y que tanta alegría y risas te producia cuando te lo decía: «Querido amigo, reciba vuestra Merced mi más respetuosa, cariñosa y emotiva reverencia, y allende los cielos cabalgue en su Ternera leguas de infinito horizonte hasta que nos encontremos, y prestos y dispuestos seguiremos su estela»

Un fuerte abrazo Manolo