Publicidad

JAÉN.- La concejala Sara Martínez recuerda que la empresa concesionaria del transporte público urbano, Autobuses Castillo suspendió sin previo aviso el “servicio especial” en el que numerosas personas confiaban volver al barrio de Las Infantas tras la cabalgata de reyes del día 5 de enero.

“La sorpresa e indignación de las vecinas y vecinos fue mayúscula – subraya Martínez – y no se puede pedir por un lado que se utilice el transporte público y que sin embargo la empresa Castillo no cumpla con su obligación ni con los servicios previstos”.

Desde Jaén en Común  exigen una explicación a Castillo y a tal efecto han presentado un escrito ante el Ayuntamiento para que explique a los vecinos de Las Infantas qué ocurrió con el servicio el 5 de enero y qué medidas se van a tomar al respecto. “Desgraciadamente estamos acostumbrados a que la empresa Castillo “se vaya de rositas” cada vez que mete la pata. Esperamos que esta vez no sea así” – señala la concejala de JeC.

La suspensión del “servicio especial” a Las Infantas el día de la cabalgata de reyes se hizo sin aviso previo ha hecho que se produzcan numerosas quejas, sobre todo en las redes sociales, de las personas de Las Infantas que se quedaron “tiradas”, sin poder volver a sus casas. En ellas acusaban al Ayuntamiento de “abandono institucional” y a Castillo de campar a sus anchas mientras el Ayuntamiento pide que se utilice más el  transporte público.

Jaén en Común vuelve a insistir en la idea, compartida por la mayoría de la población jienense, de que el servicio de Autobuses Castillo es pésimo y que el Ayuntamiento deja que el empresario haga y deshaga a su antojo. “Jaén no se merece un transporte público tan indigno”, señala Sara Martínez.

Con cifras y detalle ha desmostrado que dicho servicio sería más eficaz y barato si fuera gestionado directamente por el Ayuntamiento.