Publicidad

JAÉN.- Autobuses Castillo volvió hacer de las suyas el día de la Cabalgata de Reyes. Vecinos de Las Infantas, barrio de Jaén, denuncian que se suspendió el autobús de vuelta a Las Infantas sin previo aviso.

Una de las vecinas afectadas señala «al subirnos le preguntamos al chófer, que para volver dónde lo teníamos que coger, y nos ha dicho que no habría problema para la vuelta».

Lejos de lo confirmado por el conductor, cuando finalizó la Cabalgata de Reyes de Jaén, los vecinos de este barrio se dispusieron a coger su autobús de vuelta en Cubero. Dónde no encontraron, como normalmente, al revisor de Autobuses Castillo.

Una de las afectadas llamó a la oficina de Castillo y sólo recibió la respuesta de un vigilante que le afirmó que pasaría en 20 minutos (más tarde del horario habitual).

Se bajaron en la parada de El Corte Inglés dónde estuvieron esperando una hora al autobús que nunca llegaría. Cansados, y además con niños pequeños con » un frío de justicia», como señala una de las afectadas en Facebook.

Tras dicha espera volvieron a llamar a la oficina, dónde le confirmaron, lo que era de esperar, se había suspendido el servicio de vuelta. Así es como Autobuses Castillo vuelve a marcarse en su propia portería.