Publicidad

REDACCIÓN.- La Consejería de Fomento y Vivienda adjudicó, a la empresa Jiménez y Carmona, SA (Jícar, SA), las obras para la mejora de la seguridad vial en la A-315, vía perteneciente a la red complementaria de la red autonómica que conecta Torreperogil con Baza, y donde se mejorará el tramo entre los puntos kilométricos 2,2 y 2,7. Para ello, la adjudicataria cuenta con un plazo de cinco meses, desde el pasado mes de noviembre, para desarrollar los trabajos en esta vía, nexo de unión clave entre Jaén y Granada, además de ser una de las principales puertas de entrada al Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas.

La mejora del tramo de la carretera A-315, de Torreperogil a Baza por Pozo Alcón, va destinada a corregir dos patologías geotécnicas que se han detectado y que afectan al firme de la carretera, formando grietas y deformaciones importantes, que afectan a la conducción y a la seguridad.

La obras, con 695.590 euros de gasto, van a consistir en la estabilización del talud que causa estas deformaciones entre los puntos 2,2 y 2,4, con la ejecución de una pantalla de pilotes arriostrados para conseguir que queden empotrados a los terrenos que se deslizan. Se prevé igualmente la limpieza de 4 pozos de drenaje y la construcción de otros 4 en un muro de escollera existente en la margen izquierda de la carretera.

También se actuará en el tramo localizado entre los puntos kilométricos 2,6 a 2,7 de esta vía, donde se ha detectado una segunda incidencia que afecta a los dos carriles. En dicho tramo, en la margen izquierda, existe un muro de escollera con pozos de drenaje en la parte superior del talud, que actualmente se encuentran obstruidos, por lo que el paso del agua no está funcionando, provocando la existencia de grietas y hundimientos de la calzada. Para la estabilización de esta incidencia se proyecta la limpieza de los cuatro pozos de drenaje, así como de los canales de conexión entre ellos y el saneo y reconstrucción de la calzada.