Publicidad

JAÉN.- Cerca de 100 personas respaldaron la convocatoria de la “Quedada runner. Correr sin miedo y no por miedo” para exigir el cese de la violencia marchista. Niños, adultos y mayores recorrieron los tres kilómetros del recorrido para mostrar su repulsa no solo por la muerte de Laura Luelmo, sino por el de todas las mujeres que son asesinadas a diario.

En esta línea se manifestó la concejal de Deportes, Carolina Rodríguez, que afirmó que en la lucha contra la violencia de género no existen los colores políticos, ni las ideologías, sino que toda la sociedad tiene que ir a una. “Nos queremos libres y vivas”, aseveró. 

La alcaldesa, Yolanda Reche; la diputada provincial de Igualdad, Francisca Medina, y otros miembros del equipo de Gobierno se acercaron a saludar a los corredores.