Balas de plástico biodegradable y cargados de componentes metálicos

0
173
Publicidad

JAÉN.- El Centro Tecnológico del Plástico (Andaltec) está llevando a cabo un proyecto en colaboración con la empresa Biobullet para desarrollar proyectiles fabricados con plástico biodegradable y cargados con componentes metálicos. Los proyectiles en desarrollo tendrán dimensiones y peso muy similares a los proyectiles metálicos que existen actualmente en el mercado. De esta forma, esta innovadora munición podrá utilizarse en las mismas armas, lo que garantiza que el usuario pueda sustituir las balas metálicas por las balas biodegradables sin que su funcionamiento se vea afectado. 

Los investigadores del centro también están trabajando para que estas balas permitan realizar la autorrecarga del arma de forma correcta. El objetivo final es la obtención de proyectiles de 9 mm para arma corta fabricados con una matriz polimérica biodegradable aditivada con carga metálica para lograr la densidad requerida por la empresa. Este proyecto persigue poner en el mercado proyectiles específicos para entrenamientos y maniobras militares, donde el uso de plástico biodegradable aporta dos grandes ventajas. Por un lado, es un producto más sostenible, ya que se degrada y no contamina el campo de maniobras. Por otro, es mucho más seguro, ya que estas balas de material plástico provocan un daño mucho menor y pueden evitar las heridas o accidentes mortales que se producen en ocasiones en las maniobras o entrenamientos.

“Andaltec tiene una compleja labor investigadora en este proyecto, ya que debe satisfacer las necesidades en cuanto a compatibilidad entre el proyectil y el arma, en tamaño, peso o temperatura de trabajo”, explica Mª Ángeles Pancorbo, responsable del proyecto por parte del Centro Tecnológico.

El centro está trabajando actualmente en la definición de las cargas metálicas y el polímero biodegradable, el diseño de la bala, el porcentaje de carga añadida, la caracterización del material adecuado y la fabricación de piezas para su validación. Este proyecto no es la primera colaboración conjunta que realizan el Centro Tecnológico del Plástico y esta empresa, ya que anteriormente han trabajado juntos en el desarrollo de prototipos de cartuchos con materiales plásticos biodegradables. El centro también participó en un exitoso proyecto de I+D para crear bolas de airsoft biodegradables, un producto mucho más sostenible ya que se degradan y no ensucian el campo de juego en el que se practica esta modalidad deportiva.

Andaltec es un Centro Tecnológico Nacional certificado por el Ministerio de Economía y Competitividad, que cuenta con más de 10.000 metros cuadrados de instalaciones y un equipo de 150 profesionales. La sede de Andaltec en Martos posee equipos científicos de última generación para la investigación en nuevos materiales, desarrollo y validación de nuevos productos, así como optimización de procesos.