Un anuario de la Junta recoge las actuaciones en la fosa común de Marmolejo

0
155
En la imagen una de las fosas de la provincia en Marmolejo
Publicidad

JAÉN.- El director general de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Giráldez, ha presentado el libro “Las huellas en la tierra. Anuario 2016-2017. Intervenciones en fosas comunes del franquismo en Andalucía” del periodista Juan Miguel Baquero, una memoria de las actuaciones desarrolladas en suelo andaluz para la localización y recuperación de víctimas de la Guerra Civil y la Posguerra, y coordinadas por la Dirección General de Memoria Democrática. El acto, que se celebra en el Museo de la Autonomía, cuenta con la presencia del director general para la Memoria Histórica del Gobierno de España, Fernando Martínez, y la directora del Centro de Estudios Andaluces, Mercedes de Pablos.

El libro recoge las intervenciones desarrolladas en estos dos años y cuenta con artículos relacionados con los 22 municipios en los que éstas se han llevado a cabo, y gracias al esfuerzo compartido de familiares, entidades memorialistas, ayuntamientos, diputaciones y Junta de Andalucía.

Así, se incluyen las intervenciones de Benamahoma, Puerto Real y San Fernando en Cádiz; en Castro del Río, Guadalcázar, Lucena y Monturque en Córdoba; de Huelva y Nerva en la provincia de Huelva; de Marmolejo en Jaén; en Álora, Cártama, Colmenar y Villanueva de la Concepción en Málaga, y de Camas, El Coronil, Fuentes de Andalucía, Guadalcanal, Guillena, La Puebla de los Infantes, Palomares del Río y Villaverde del Río en Sevilla. 

Cada intervención cuenta con una ficha técnica acompañada de un dibujo de la disposición de los cuerpos arrojados, y se complementa además con los testimonios orales de familiares, de miembros del mundo asociativo y de historiadores e investigadores.

El libro contiene también artículos de especialistas en historia, genética, antropología, movimiento memorialista o educación, que dan idea de la transversalidad que arropa a la Memoria, así como de la necesaria colaboración entre todas las partes.

El anuario está prologado por el antropólogo del CSIC Francisco Ferrándiz quien lamenta “la enorme dificultad para cultivar un debate en profundidad sobre la guerra y la dictadura, sobre sus consecuencias y heridas” “ochenta años después de la guerra y cuarenta años desde la muerte del dictador”. Por este motivo, defiende que “el trabajo de memoria y de demanda de justicia en torno a estas fosas comunes es indispensable para profundizar y enriquecer el tejido democrático de nuestro país”.

En el mismo sentido, se expresa el vicepresidente en funciones de la Junta y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, en la presentación del libro, quien subraya que “buscar a los desaparecidos y atender las legítimas peticiones de sus familiares no es más que cumplir con el deber de Estado”. 

Asimismo, el vicepresidente valora que el trabajo incorpore un “aspecto fundamental y necesario: el homenaje y reconocimiento a la mujer”. “La represión franquista fue especialmente encarnizada con las mujeres, por ello la tarea de reparación debe tener una mirada femenina, aspecto en el que también estamos firmemente comprometidos en nuestra apuesta por una Andalucía justa y reparadora”, concluye.