Seguimiento masivo de la huelga de Correos en la provincia de Jaén

0
407
Publicidad

JAÉN-. Con un 80% de seguimiento en la primera jornada de Huelga General en Correos, en toda España, en los turnos de la nocturna y la diurna, y del 75 % en Jaén, CCOO, sindicato mayoritario, ha calificado el seguimiento como masivo y de éxito rotundo. En Asturias y Granada, casi el 100% de la plantilla ha secundado el paro general en el turno de la nocturna. En Barcelona y Sevilla por su parte el 85% de las trabajadoras y trabajadores han rechazado las ínfimas propuestas planteadas por la empresa. 

Para CCOO, el elevado respaldo a esta jornada de Huelga General indica el rechazo a la política severa de recortes salariales del 9%, de 15.000 empleos fijos y una precarización desmedida en derechos que ha convertido a la empresa postal pública en pionera de la precarización, 35% de eventualidad y 22% de tiempos de parciales.

El sindicato señala que la Dirección de Correos y el Gobierno socialista que hizo público su compromiso con las trabajadoras y trabajadores de Correos en su etapa en la oposición y en su actual legislatura en el pleno del Congreso el pasado 21 de noviembre, deben traducir y ejercer su responsabilidad con las casi 60.000 trabajadoras y trabajadores de Correos en un acuerdo plurianual con incrementos salariales, de empleo y de derechos. 

Para CCOO, la propuesta de la empresa de la última mesa de negociación del pasado 29 de noviembre es irrisoria y ha indicado que sólo desconvocará las huelgas generales del 21 y el 26 de diciembre, convocadas por CCOO, UGT y CSIF en plena campaña navideña, si el Gobierno y la dirección de la empresa incluyen 15.000 empleos fijos para restaurar los puestos eliminados, la recuperación de al menos el 9% del poder adquisitivo perdido y la incorporación de fondos adicionales para incrementar las nóminas mileuristas, junto con mejoras de la promoción, la provisión de puestos y derechos como la supresión obligatoria de trabajar en sábados al ínfimo precio de 2.54 euros la hora. Éstas son las líneas rojas que el sindicato apunta como esenciales para la desactivación del conflicto.