Publicidad

Con 510 caballos guardados bajo el capó, el SUV italiano se muestra inalcanzable para cualquier rival. El Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio: deportivo a la vez que elegante vista Jaen de la mano de Autos Auringis. HoraJaen y HoraJaen Motor&Sport realizan una prueba dinámica acompañados de José Lorente, gerente de la concesión Alfa Romeo mostrando sus virtudes para probar este Lobo con piel de Cordero y sus interioridades mas reseñables. El impacto visual y el diseño de esta “bestia” impresionan. Sus pequeños voladizos, la carrocería ensanchada y una redondeada zaga le dan un aspecto llamativo y cautivador. De cerca, ayudan a identificar el tipo de coche que es al encontrar la doble salida en el capó, (útil para evacuar el calor del motor), la cuádruple cola de escape o el impresionante equipo de frenos, compuesto de pinzas fijas de seis pistones y discos perforados en el eje delantero y cuatro en los traseros, estando la opción de montar unos carbocerámicos por casi seis mil euros que aumentarían la eficacia del conjunto aun mas. Las llantas de 20 pulgadas y el trébol de cuatro hojas, presente en las aletas, complementan la imagen propia de este SUV tremendamente dinámico. Otro detalle de los muchos que ofrece, son las puertas y portón trasero fabricados en aluminio, algo que contribuye a convertir a esta Alfa Romeo  en el SUV de su tamaño mas ligero, con un peso total de 1.830 Kg y una esplendida relación peso-potencia, de 3,6 kilogramos- caballos.

MECANICA PODEROSA Y DESARROLLO FERRARI.

En la parte mecánica, este SUV de Alfa Romeo es una versión todocamino del modelo Giulia Quadrifoglio, del que hereda plataforma y propulsor, aunque completa el conjunto añadiendo el sistema de tracción integral Q4. En lo que al motor respecta, se trata de una mecánica biturbo gasolina, de desarrollo Ferrari, con 2,9 litros de cilindrada que ofrece 510 caballos a 6.500 revoluciones por minuto y 600 Nm de par motor entre 2.500 y 5.000 rpm, garantizando unas prestaciones  estratosferitas para un SUV: acelera de cero a cien en 3,8 segundos y alcanza los 283 K/h de velocidad punta.  Lejos de lo imaginable, con estos datos de rendimiento, el Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio goza de cierto espíritu ecológico. Si sistema de desconexión selectiva de cilindros, que desactiva los tres de la bancada derecha de seis cilindros, cuando se circula a bajas revoluciones, para ahorrar combustible. Tampoco falta el modo de navegación a Vela Mailing, disponible en el programa de Advanced Efficiency. De este modo el deportivo todocamino italiano ofrece unos consumos “razonables” aunque si se conduce, lo que menos importa, son los consumos.

DINAMICO Y DEPORTIVO EXTREMO.

Sus cómodos y envolventes asientos tipo baquet, la atmósfera interior y los elementos dinámicos de funcionamiento crean el ambiente mas radical. En su volante deportivo y Alcántara se sitúa el botón rojo de arranque al mas puro estilo racing. Su puesta en funcionamiento arroja un sonido de autentico deportivo de competición y las cuatro salidas de escape “escupen” una sintonía de ensueño que pone en antecedentes a quien hay que enfrentarse. Este coche esta pensado por y para disfrutar al conducirlo. El control dinámico Alfa DNA permite varios modos de conducción: Advanced, Efficiency, Dynamic y Race, de mas eficiente a mas deportivo. El cambio de ocho velocidades con trasmisión automática con convertidor de par engrana cada marcha y se puede llevar a cabo la operación de paso de velocidades y reducciones usando las levas de gran tamaño que se alojan en el volante.  El paso de cada una de ellas es fulgúrate, casi de competición pura y, las reducciones de marcha traen consigo un “estruendo ruido” que anuncia la llegada del Stelvio Quadrifoglio más radical. La entrega de potencia es cómoda y su motor “es tan elástico y empuja tan bien a bajas revoluciones que se aprovecha la potencia y se disfruta del empuje del motor a medio y alto régimen de giro “. El modo Dynamic de conducción hace que la respuesta sea más instantánea, a la vez que el motor transmite la sensación de ofrecer un plus de energía. La opción Race que, además desactiva por completo el control electrónico de estabilidad, endurece al máximo la suspensión adaptativa y garantiza un sonido tremendamente deportivo. Pero, además de las muchas virtudes del Stelvio, lo mejor es el chasis que hace posible cualquier tipo de conducción. Se une una dirección, con 2,1 vueltas de volante, muy directa, rápida y precisa se une a la maravillosa suspensión adaptativa que controla el balanceo de la carrocería y transmite la sensación al pilotarlo de estar mas en un compacto deportivo que en un SUV de 510 caballos. Por otro lado, el sistema de tracción integral Q4, se encarga de trasmitir el enorme potencial al suelo sin ningún problema. En condiciones normales funciona como un propulsión trasera, mientras que cuando las condiciones de adherencia empeoran, es capaz de enviar hasta un 50% del par motor al eje delantero. El Stelvio Quadrifoglio incorpora, tambien, el sistema de reparto selectivo del par Alfa Active Torque Vectoring, capaz de distribuir la fuerza que llega al eje trasero, entre ambas ruedas, mejorando la tracción. Con todo esto, el SUV deportivo y radical de Alfa Romeo es capaz de cambiar de apoyo con una agilidad impresionante e impropia de un coche de este peso y tamaño y hacerlo de forma eficaz y segura.

INTERIOR DINAMICO Y CONECTADO.

Tecnología punta de la marca y calidad extrema en sus acabados para un ambiente racing absoluto, gracias a detalles como sus asientos deportivos tipo baquet de Sparco con estructura de fibra de carbono e inserciones en hilo rojo que ofrecen una perfecta sujeción del cuerpo en todo momento. No podía faltar el sistema multimedia de infoentretenmiento Alfa Connect 3D, con pantalla de 8,8 pulgadas donde se integran los protocolos Apple CarPlay y Android Auto. El espacio para los pasajeros es el adecuado y sus 525 litros de maletero más que suficientes.